Republicanos critican presupuesto de Obama, de 3,8 billones

WASHINGTON (AP). Demócratas y republicanos debatieron el martes el plan presupuestario del presidente Barack Obama por 3,8 billones de dólares para el año fiscal del 2013 que comienza el 1 de octubre, un tema candente en la campaña presidencial del 2012.

El secretario del Tesoro de Obama, Timothy Geithner, dijo al Congreso que el plan impondrá nuevos impuestos al 2% de las familias más acaudaladas. La alternativa, agregó, sería mayores recortes en el gasto público de defensa y los programas para los ancianos.

Los legisladores republicanos de la Comisión de Hacienda del Senado respondieron que el presupuesto es una defensa de una burocracia gubernamental abultada. El senador republicano Orrin Hatch dijo a Geithner que la Casa Blanca dotaría al país "de un gobierno permanentemente grande, de inspiración europea".La propuesta de Obama tiene casi nulas posibilidades de ser aprobada por el Congreso, ni por los republicanos que controlan la cámara baja ni por los demócratas que tienen la mayoría en el Senado. En la cámara alta sólo es necesaria una mayoría simple de 51 miembros para aprobarlo. Los demócratas tienen 53.

La liza para elegir un rival republicano que se mida con Obama en noviembre está muy reñida, y los nuevos sondeos de opinión indican que Rick Santorum está igualado con Mitt Romney, el presunto abanderado en el campo republicano.

Romney, ex gobernador de Massachusetts, tildó el presupuesto anunciado el lunes por Obama de "un insulto al contribuyente estadounidense".

Santorum, un ex senador republicano; Newt Gingrich, ex presidente de la Cámara de Representantes, y el congresista Ron Paul defienden mayores reducciones del gasto público para controlar el déficit.

Todos los candidatos republicanos se oponen a los aumentos fiscales de Obama.

Los republicanos defienden mayores reducciones del gasto público, especialmente los programas sociales como el Medicare, el seguro médico de los jubilados, y el Medicaid, de los menesterosos.

Obama propuso gastar 3,8 billones de dólares en el año fiscal que comienza el 1 de octubre, cuarto año consecutivo con déficit superiores al billón de dólares.

Geithner dijo el martes que reducir más el gasto público perjudicaría el crecimiento económico y situaría a más estadounidenses en la pobreza mientras la economía sigue recuperándose de una profunda recesión.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes