Rusia terminó de pagar la deuda externa heredada de la URSS

Rusia anunció este lunes que terminó de pagar la deuda pública exterior heredada de la época soviética, con la entrega a Bosnia-Herzegovina de 125,2 millones de dólares debidos por los intercambios comerciales entre la URSS y Yugoslavia.

"La Federación de Rusia pagó el 8 de agosto de 2017 la deuda con Bosnia-Herzegovina", indicó el Ministerio de Finanzas en un comunicado.

El texto recuerda que Rusia y Bosnia-Herzegovina habían firmado un acuerdo el 21 de marzo sobre el pago de esta suma, el cual entró en vigor el 20 de julio.

"Bosnia-Herzegovina era el último Estado acreedor extranjero de la antigua URSS [...] al que no se le había pagado la deuda", destacó el ministerio.

Con este pago, Rusia puede pasar página definitivamente de la deuda heredada de la Unión Soviética y presentarse como un prestatario fiable, a pesar del aislamiento al que busca someterlo Occidente.

En febrero, Moscú también pagó 60,6 millones de dólares a Macedonia.

Con la caída de la URSS, que había acumulado una deuda exterior de unos 70.000 millones de dólares, contraída sobre todo durante los difíciles años de la Perestroika (1985-1991), Rusia fue considerada como la heredera única de esta deuda.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes