Ryanair reconoce un sindicato de pilotos en España

Ryanair anunció este miércoles la firma de un acuerdo de reconocimiento con el sindicato español de pilotos SEPLA con el que iniciará negociaciones sobre una posible aplicación del derecho laboral español a sus pilotos en este país.

La compañía aérea irlandesa de bajo coste "ha firmado un acuerdo de reconocimiento con el sindicato español de pilotos SEPLA" que concierne a todos los pilotos empleados "directamente" por Ryanair en España, indicó en un comunicado.

Como consecuencia de este acuerdo, se van a iniciar negociaciones con SEPLA sobre un convenio laboral "a principios de noviembre" y "el derecho laboral español se aplicará a todos los pilotos de Ryanair en España como muy tarde el 31 de enero de 2019", añadió Ryanair.

Después de negarse a dialogar con sindicatos durante sus tres primeras décadas de existencia, la compañía dio un giro de 180 grados el pasado diciembre aceptando reconocer a algunas organizaciones sindicales y negociar con ellas.

SEPLA, por su parte, señaló en un comunicado que este acuerdo permitirá garantizar a los pilotos "bajas remuneradas por paternidad" o "límites de los periodos de prueba que pasarán de un año a seis meses".

El anuncio llega pocos días después de la firma de acuerdos con sindicatos de pilotos en Portugal, Reino Unido e Italia.

Son "progresos considerables", señaló el director de personal de Ryanair, Eddie Wilson.

"Espero que estos acuerdos en España, y en Portugal particularmente, inciten a los sindicatos de personal de cabina de estos dos países" a "concluir rápidamente los acuerdos" con la compañía, añadió Wilson.

"Vamos a intentar llegar a un acuerdo en los próximos días si es posible" pero teniendo en cuenta "la actitud de la empresa, es complicado", opinó Ernesto Iglesias, del sindicato USO, que representa al personal de equipajes de Ryanair en España.

Este sindicato quiere "contratos españoles" para los 1.800 miembros de personal de equipaje empleados por la aerolínea en España.

Ryanair presentó el lunes un aumento del 7% de su beneficio neto en el primer semestre del ejercicio 2018-2019, marcado por una serie huelgas de pilotos y personal de cabina en varios países europeos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes