Samsung pincha el cuarto trimestre por malas ventas de móviles

El gigante surcoreano Samsung anunció este viernes resultados a la baja el cuarto trimestre de 2013 por efecto de una bajada de las ventas de sus teléfonos inteligentes en un mercado saturado, y prevé un primer semestre de 2014 difícil.

Para el conjunto de 2013, los resultados del número uno mundial de la telefonía inteligente marcan una nueva progresión.

El resultado operacional alcanzó 36,8 billones de wones (34.200 millones de dólares), un 27% más que el año anterior, con un volumen de negocios de 228,7 billones, en alza del 14%.

Pero los resultados tienden al repliegue el último trimestre respecto al tercero: las ventas de chips y tarjetas de memoria no compensan la ralentización de los smartphones Galaxy, competidores del iPhone de Apple.

El resultado operacional alcanzó 8,3 billones de wones (7.800 millones de dólares) para el periodo de octubre a diciembre, un descenso del 6% interanual y de un 18% respecto al trimestre precedente.

Estos resultados son inferiores a las previsiones de los analistas interrogados por la agencia Dow Jones, que apostaban por un beneficio de explotación de 9,65 billones de wones y ventas por 60,4 billones de wones.

El volumen de negocios, a 59,28 billones de wones, se mantiene casi estable (+0,3%) pero los ingresos de la división móvil, a 32,17 billones, retrocedieron un 9% de un trimestre a otro y su resultado operacional bajó un 2,8%, a 5,47 billones de wones.

El número uno mundial de los teléfonos inteligentes y televisores registro en efecto un cambio negativo a unos 700.000 millones de wones y una carga excepcional de unos 800.000 millones de wones. Se trata de un pago excepcional de un plus con ocasión de los 20 años de la aplicación de los "principios clave de gestión" de la empresa.

"En un contexto de incertidumbres macroeconómicas, como la carestía del won coreano y las inquietudes crecientes sobre la posible desaparición de las ayudas (del banco central) en Estados Unidos, nuestros resultados fueron más modestos de lo que esperaba el mercado", reconoció Robert Yi, vicepresidente del grupo.

Y las perspectivas para los primeros meses de 2014 siguen siendo poco halagüeñas con una reducción prevista de las ventas de smartphones y tabletas el primer trimestre respecto al anterior.

"Samsung va a tener difícil mejorar sus resultados en primer trimestre (de este año) porque la debilidad estacional de las industrias de las tecnologías de la información ejercerá una presión desfavorable en la demanda para los componentes electrónicos y relacionados con los televisores", indicó el grupo en un comunicado.

Estos resultado son los primeros de Samsung a la baja después de varios trimestres consecutivos de beneficios récord, fruto sobre todo de las ventas de su producto estrella, el teléfono Galaxy.

Samsung tiene una parte de mercado mundial de un 38,8% en el sector de los teléfonos inteligentes, delante de su rival Apple (13,1%), según el gabinete especializado IDC.

Pero la emergencia de nuevos competidores a mejor precio, sobre todo chinos, y el acuerdo de distribución del estadounidense Apple con China Mobile Ltd acaba de dar un vuelco a la situación. Samsung tenía el tercer trimestre de 2013 un 18% del mercado chino de los teléfonos inteligentes, según la consultora china Analysys International, y Apple sólo un 3,5%.

"Cuando sigue aumentando el número de compradores de smartphones, a Samsung cada vez le cuesta más encontrar nuevos compradores para sus productos de gama alta", señala Nho Gen-Chang, de HMC Investment Securities.

"Samsung deberá bajar precios para venderlos, y eso repercutirá en su rentabilidad", subraya.

La acción de Samsung Electronics perdía un 0,62% a las 03H15 GMT en la Bolsa de Bolsa, en un mercado a la baja (-0,6%).






Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes