San Francisco fomenta desarrollo laboral de transexuales

SAN FRANCISCO ( AP). Antes de que Goodwill Industries abriera su nuevo establecimiento aquí, nadie hubiera podido decir que a San Francisco le hacían falta tiendas de segunda mano para su sofisticada población partidaria del reciclaje. Lo que sí le hacía falta a la ciudad eran suficientes empleos para su población transexual, un grupo con una tasa de desempleo calculada en el doble del promedio en California.

Por ello, cuando un local comercial apareció vacante en el distrito predominantemente gay de Castro, activistas y funcionarios de la ciudad vieron la oportunidad de enfrentar el problema. El resultado es la primera tienda Goodwill de Estados Unidos, y quizá la primera tienda de cualquier clase, diseñada como programa laboral para trabajadores cuyo género es distinto a aquel con el que nacieron.

Siete de los nueve empleados de la tienda son transexuales, la mayoría de ellos mujeres que solían ser hombres. Al igual que la mercancía donada que recolectan y venden, todos buscan una nueva vida. Fueron enviados a Goodwill por la Iniciativa de Integración Económica de Transexuales, un servicio de capacitación y empleo que también coloca trabajadores en Macy's, Trader Joe's, Bank of America y otras compañías.

" Supongo que nos va bien trabajar en un lugar que se basa en el concepto de reciclar y reutilizar", dijo Alexie Scanlon, de 38 años, quien fue recién promovida a subgerente en la Goodwill de Castro. " Si naces en el cuerpo equivocado, aprendes a usar lo que tienes".

Antes de la inauguración de la tienda en octubre, los nuevos empleados tuvieron que pasar una semana trabajando en otra Goodwill de San Francisco, mientras que el personal de Goodwill en la zona recibió capacitación contra la discriminación de transexuales para reducir los malos entendidos por el uso incorrecto de pronombres o del sanitario.

Por ejemplo, una empleada que se presenta a sí misma como mujer, quiere ser tratada como "ella" y acudir al baño de mujeres.

Al igual que otras tiendas de segunda mano, el centro de donaciones de Castro tiene una mezcla ecléctica de ornamentos, montones de ropa usada y ofertas sin precio. Tomando en cuenta la clientela del vecindario, el inventario incluye una larga selección de arte, pantalones vaqueros decorados minuciosamente con la talla expuesta y una sección dedicada a ropa para mascotas, pero no para niños. El Viernes Negro, el local se comportó a la altura de las circunstancias con candeleros y tazas conmemorativas.

" Yo hago la mayoría de las decoraciones de los escaparates, y me esfuerzo en poner ropa de hombre en maniquíes femeninos y vestidos elegantes en un modelo masculino simplemente porque es un vecindario gay y quiero mostrarle a la gente que hay más géneros que hombre y mujer", dijo una vendedora de 20 años llamada Mia TuMutch.

El local de Castro es un comercio temporal que cerrará cuando el arrendador, quien ha dejado que Goodwill use gratis el espacio, encuentre un arrendatario que pague. Danielle Simmons, portavoz de Goodwill Industries para los condados de San Francisco, San Mateo y Marín, dijo que la organización espera usarla como modelo en otras partes tanto para emplear a trabajadores transexuales como para ocupar espacios en renta que de otra manera estarían vacíos y podrían ser usados por la delincuencia.

TuMutch espera hallar un empleo en relaciones públicas cuando termine su trabajo en Goodwill. Dice que las habilidades y los contactos que ha adquirido mientras tanto han sido valiosos.

" Tener una referencia que pueda usar es de gran ayuda", dijo. " Cuando me mudé a San Francisco, sólo uno de 20 lugares en los que había trabajado antes sabía quién soy ahora. El resto de mis referencias son inútiles porque son de personas que quizá no les guste quién soy".

Una encuesta realizada entre 650 adultos transexuales en California descubrió que a pesar de que tienen el doble de probabilidades de contar con educación universitaria, los encuestados también tenían el doble de probabilidades de ser desempleados. Además, 70% de los entrevistados dijeron haber sido discriminados o acosados en el trabajo.

Clair Farley, coordinadora de la Iniciativa de Integración Económica de Transexuales, dijo que los obstáculos que enfrentan los transexuales para hallar un empleo estable pueden ser tanto personales como políticos. California es uno de sólo 12 estados donde es ilegal despedir a alguien con base en su identidad sexual. El tratamiento hormonal recibido durante años y las cirugías pueden causar problemas de salud, y la decisión de cambiar de sexo puede separar a los individuos de sus familias, dijo Farley.

" Si has experimentado ese rechazo y discriminación, quizá vayas a una entrevista laboral asumiendo que eso es lo que va a pasar, lo que con frecuencia es visto por los empleadores como falta de confianza", manifestó.

Scanlon se mudó a San Francisco este año porque la ciudad es conocida por ser un lugar acogedor. Vivió en un refugio para indigentes hasta que recibió su primer cheque de Goodwill.

" Vivimos en un mundo desechable y mucho de lo que se desecha son personas", dijo Scanlon. " Si esta chica frente a mí viste pantalones o vestido no debería marcar una diferencia".

Pero ser una pionera en una tienda de segunda mano no deja de tener sus retos. Cuando estaba en capacitación en otra tienda, unos colaboradores la llamaban por error "señor" o "él". Algunos turistas han sacado sus cámaras para tomarle fotos.

Ella trata de ser profesional cuando se niega a posar.

"Les digo: 'No soy un chiste. Esta es mi vida. Gracias por comprar en Goodwill'".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes