Sarkozy pide valor y calma ante la crisis; promete más reformas

AMBOISE, Francia (AP). El presidente francés Nicolas Sarkozy pidió valor, calma y unidad para superar la crisis financiera y prometió el domingo nuevas reformas, sin mencionar la pérdida de la máxima calificación crediticia de AAA en su primera aparición pública desde la degradación.

La decisión del Standard & Poor's de reducir la calidad crediticia de Francia a AA+, anunciada la noche del viernes, fue un golpe para la confianza nacional y las perspectivas de Sarkozy de obtener un nuevo mandato, tres meses antes de la primera ronda electoral.

Además, podría tener profundas consecuencias en Europa, potencialmente encareciendo el fondo de rescate para asistir a las naciones de la eurozona en apuros económicos. Al mismo tiempo, Standard & Poor's redujo la calidad crediticia de otros países europeos, entre ellos Italia y España, por no adoptar medidas contundentes para salir de la crisis.

El presidente francés no se había pronunciado hasta ahora sobre la reducción, dando la cara su ministro de Hacienda y el primer ministro ante la medida, que había sido ampliamente anticipada.

Aunque evitó mencionar la reducción el domingo, Sarkozy usó el discurso en conmemoración del centenario del nacimiento de uno de los fundadores de la Quinta República francesa, el primer ministro francés Michel Debré, para hacer campaña electoral.

"Esto es una prueba y ya que lo es, tenemos que encararla, tenemos que resistir, tenemos que luchar", dijo Sarkozy en el centro de Francia. "Tenemos que demostrar valor y tenemos que demostrar calma".

El candidato presidencial socialista Francois Hollande, que encabezaba los sondeos de opinión incluso desde antes de la reducción, dijo que la medida fue el resultado de la fracasada política de Sarkozy.

"No se responde a una crisis de esta magnitud con agitación, comentarios desabridos y polémicas", respondió el domingo Sarkozy.

Según el mandatario, Francia debe demostrar valor para emprender reformas y prometió anunciar varias "decisiones importantes" antes de fin de mes _sin aportar detalles_ para encarar la crisis.

Su gobierno tuvo que reducir dos veces los gastos presupuestarios el año pasado para cumplir la promesa de equilibrar el presupuesto en 2016. El ministro de Hacienda Francois Baroin dijo que pese a la degradación no serán necesarias nuevas medidas de austeridad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes