Seguridad y rescate a Pemex protagonizan el presupuesto mexicano para 2020

La seguridad pública, el rescate a la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), los programas sociales y el combate contra el fraude fiscal protagonizan el presupuesto de México para 2020, explicó este lunes el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera.

"Estamos tratando de fortalecer el bienestar social y el desarrollo para todos, privilegiar en el presupuesto los recursos asociados a la seguridad y la paz para México, y la reactivación de Pemex", expresó en rueda de prensa en Palacio Nacional.

Herrera detalló junto al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, el contenido del paquete económico presentado este domingo ante la Cámara de Diputados y que prevé un presupuesto de 6,1 billones (unos 311.850 millones de dólares) de pesos para 2020.

El secretario explicó que el Gobierno presupuestó 56.000 millones de pesos (2.860 millones de dólares) para la Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad formado por policías y militares, cuyos recursos están repartidos entre las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, de la Defensa Nacional y de la Marina.

Mientras que Pemex, que sufre una crisis de deuda y de producción, recibirá el próximo año 86.000 millones de pesos (4.400 millones de dólares), tanto en transferencias directas como en rebajas de impuestos.

El funcionario recordó que la petrolera estatal producía en 2004 cerca de 3,4 millones de barriles diarios, mientras que ahora solo produce 1,6 millones de barriles diarios, lo que ha provocado un descenso muy importante de los ingresos petroleros del Estado.

"Antes los ingresos petroleros eran más altos, por eso es importante apoyar a Pemex", explicó Herrera, quien defendió los planes del Gobierno para la petrolera.

El secretario justificó el "cambio importante" en cuanto a las exploraciones de Pemex, que ha dejado de explorar en aguas profundas para privilegiar las exploraciones en aguas someras y en tierra, lo que ha permitido "estabilizar la producción".

Aunque la mayoría de expertos avisan que Pemex debería explorar en aguas profundas para aumentar su producción, Herrera explicó que este tipo de exploración tarda una década en dar resultados, por lo que durante la actual administración este sistema "no generaría ni una sola gota de petróleo".

Por otro lado, el secretario dijo que el proyecto de presupuesto no reduce los recursos en sanidad y educación, sino que lo hace en otras dependencias como la Presidencia de la República o la misma Secretaría de Hacienda.

Y sostuvo que hay "montos muy importantes destinados a los más desfavorecidos", como el programa de pensiones por un valor de 126.000 millones de pesos (6.445 millones de dólares), el de ayudas a discapacitados por 12.000 millones de pesos (613 millones de dólares), el de becas para educación superior por 7.000 millones de pesos (358 millones de dólares) o el de refortestación de bosques por 25.000 millones de pesos (1.278 millones de dólares).

Para financiar este presupuesto, el Gobierno mexicano prevé una reforma del Servicio de Administración Tributaria (SAT) que permita erradicar la evasión fiscal en un país donde solo se recauda el 13 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Herrera dijo que se prohibirán las condonaciones de impuestos, se combatirán las empresas fantasma y las facturaciones falsas, y se impulsarán las transacciones bancarias, ya que buena parte de la economía se liquida en efectivo.

"En la medida que podamos disminuir los riesgos de corrupción en el país y hacer más transparente los gastos, los mexicanos verán que sus impuestos se traducen en bienestar y servicios específicos", señaló el secretario.

La Cámara de Diputados tiene hasta el 20 de octubre para aprobar el proyecto de ingresos de la administración, que deberá ser ratificado por el Senado antes del 31 de octubre.

Posteriormente, la Cámara de Diputados deberá aprobar el proyecto de gastos del Gobierno antes del 15 de noviembre.

"Vamos bien, afortunadamente vamos a seguir garantizando el bienestar del pueblo y esto es posible porque está resultando la fórmula de acabar con la corrupción y tener un gobierno austero", añadió López Obrador.

El Gobierno de México prevé para 2020 un crecimiento económico de entre el 1,5 % y el 2,5 %, una inflación del 3 %, un tipo de cambio promedio de 19,90 durante el año, un superávit del 0,7 %, una tasa de interés del 7,4 % y una producción petrolera de 1,9 millones de barriles diarios.  

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes