Senado de EEUU rechaza proyecto de la cámara baja sobre deuda

WASHINGTON (AP). El Senado rechazó el viernes un proyecto de ley republicano aprobado por la Cámara de Representantes que busca recortar el gasto y aplicar una enmienda constitucional para un presupuesto equilibrado.

La votación, con 51 sufragios a favor y 46 en contra, dejó sin resolver el asunto urgente de cómo incrementar el límite de endeudamiento a fin de evitar una mora en el pago de las obligaciones financieras del gobierno. Ya se esperaba que la medida, respaldada por el movimiento conservador Tea Party, naufragara en el Senado controlado por los demócratas.

Poco antes, John Boehner, el presidente de la mayoría republicana en la cámara baja, dijo a reporteros que no había alcanzado un acuerdo con el presidente Barack Obama para resolver la crisis de la deuda gubernamental.

"No hubo un acuerdo en privado ni en público; ningún acuerdo, y francamente no estamos cerca de un acuerdo", dijo Boehner. "Así, pienso que será un fin de semana caluroso en Washington".

Obama, por su parte, dejó claro que el mayor obstáculo para lograr un acuerdo sigue siendo el bloque grande de republicanos conservadores en la cámara baja.

En una sesión de preguntas y respuestas en la Universidad de Maryland, el mandatario dijo que está "dispuesto a firmar un plan que incluye alternativas difíciles que normalmente no firmaría", incluso si va más allá de lo que quiere su propio Partido Demócrata.

"Me guste o no, necesito levantar el tope de endeudamiento", declaró Obama, y agregó que "seguiremos trabajando" para formular un acuerdo que pueda ganar la aceptación de los republicanos en la cámara baja.

El gobierno advierte que corre el riesgo que caer en una mora de pagos por primera vez en su historia después del 2 de agosto a menos que el Congreso incremente el límite de endeudamiento gubernamental de forma que pueda seguir pidiendo prestado para cubrir sus gastos.

Cualquier avance que se logre el fin de semana se hará a puertas cerradas.

El presidente de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, canceló las sesiones de la cámara alta programadas para el fin de semana, lo cual incrementó la presión para que Obama, Boehner y otros negociadores de alto nivel alcancen un acuerdo.

Reid explicó que el dialogo entre Obama y Boehner está enfocado en producir una legislación que involucra impuestos, y que la Cámara de Representantes tendrá que actuar antes que el Senado porque las medidas fiscales deben originarse en la cámara baja.

La cancelación de las sesiones del Senado disminuyó las expectativas en torno a otro plan que Reid está negociando con el presidente de la minoría republicana en esa cámara, Mitch McConnell.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes