Senado de EU aprueba plan de rescate

WASHINGTON (AFP). El Senado estadounidense aprobó el miércoles una nueva versión del plan de rescate financiero, que ahora deberá ser votada por la Cámara de Representantes, que ya rechazara un texto inicial el lunes, mientras en Europa se debate crear un fondo similar para contener la crisis.

Los senadores aprobaron el miércoles en la noche, por 74 votos contra 25, un texto revisado del plan gubernamental de rescate que ahora pasa a la cámara baja, donde su destino no es claro dado que el lunes una versión anterior fue rechazada disparando una caída histórica de bolsas en el mundo.

El presidente George W. Bush afirmó que la economía estadounidense "requiere" que la Cámara de Representantes apruebe su plan de rescate.

"El pueblo estadounidense espera -y nuestra economía lo requiere- que la Cámara de Representantes apruebe este buen texto esta semana y lo envíe a mi escritorio", dijo tras la aprobación en el Senado.

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, se expresó en el mismo sentido. La adopción del texto "envía un mensaje positivo: que estamos dispuestos a proteger a la economía estadounidense", afirmó. "Llamo a la Cámara (de Representantes) a actuar rápidamente para adoptar este proyecto de ley", agregó.

El plan prevé 700,000 millones de dólares para socorrer al sistema bancario. Una versión inicial había sido rechazada el lunes en la Cámara de Representantes y provocó un derrumbe histórico de casi 7% en Wall Street.

La bolsa de Nueva York cerró el miércoles -previo a la aprobación del texto- a la baja una sesión volátil: el Dow Jones perdió 0,18%, y el Nasdaq, 1,07%, luego de que varias de las bolsas de Europa, Latinoamérica y en Asia terminaran en alzas moderadas a la espera de lo que hiciera el Senado estadounidense.

La bolsa de Londres subió 1,17% al cierre, París 0,56% y Madrid 1,77%, mientras Fráncfort perdió 0,42%. Más temprano, en Asia, la bolsa de Tokio cerró con una ganancia de 0,96%. Por su parte, Sao Paulo subió 0,52%, México 0,92%, Buenos Aires 0,46% y Santiago 0,84%.

Mientras, y pese a masivas inyecciones de efectivo del Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón, las tasas directrices en los mercados monetarios que determinan el costo del crédito en el mundo seguían subiendo.

Los mercados monetarios "están más estresados que nunca", resumió el economista Nouriel Rubini en un informe RGE.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pidió a los 27 países del bloque una "cooperación más estrecha" frente a la crisis.

"No es sólo un problema de inyectar liquidez, también necesitamos inyectar credibilidad en la respuesta europea", dijo, afirmando al mismo tiempo que los bancos europeos pueden soportar el huracán.

Barroso llamó a una mayor supervisión del sector financiero europeo e indicó que la UE estudia crear un sistema común de garantía de los depósitos bancarios de los particulares.

Las cotizaciones bursátiles de los dos mayores bancos italianos, UniCredit e Intesa Sanpaolo, fueron suspendidas el miércoles en la bolsa de Milán, tras lo cual el ministerio de Economía prometió adoptar medidas para "garantizar la estabilidad del sistema bancario" y proteger los ahorros.

Por su parte, el gobierno francés se vio obligado a desmentir que la Caja de Ahorros (Caisse d'Epargne) necesite 6,500 millones de euros (USD 9,200 millones) en efectivo para cubrir deudas, tras los rescates de los bancos europeos Fortis, Bradford & Bingley y Dexia esta semana.

La ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, defiende en una entrevista con el diario alemán Handelsblatt del jueves la creación de un fondo de rescate europeo destinado a impedir quiebras de los bancos, sin dar cifras.

Por su parte, una fuente en Berlín habló de un paquete de 300,000 millones de euros (USD 420,000 millones), en momentos en que la contracción del crédito amenaza con asfixiar el sistema mundial.

Según la fuente, la idea será presentada el sábado en París en una reunión convocada por el presidente Nicolás Sarkozy con los líderes de los cuatro países europeos que integran el G7 (Alemania, Francia, Gran Bretaña e Italia) y las máximas autoridades económicas regionales.

Pero esta información fue negada por allegados a la ministra de Economía francesa y por un portavoz del ministerio de Finanzas alemán.

Por su parte, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Angel Gurría, llamó a "pensar en un plan sistémico para Europa si las cosas no mejoran del otro lado del Atlántico".

Los gobiernos europeos deben preparar un plan de rescate de su sector bancario, estimó asimismo Josef Ackermann, presidente del directorio de Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania.

Pero el jefe de los ministros de Finanzas del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, insistió en que Europa no necesita un plan de rescate como el de Estados Unidos porque su sistema bancario no está en el mismo estado "dramático".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes