Senado aprueba iniciativa de alivio hipotecario

WASHINGTON (AP). Un esfuerzo legislativo por aliviar la crisis de ejecución de hipotecas avanzó en el Senado, luego de que los líderes demócrata y republicano desactivaron el potencial de discusiones prolongadas.

El líder de la mayoría demócrata en la cámara alta, Harry Reid, y su colega republicano, Mitch McConnell, acordaron presentar la iniciativa al pleno legislativo, en lugar de un plan demócrata que permaneció estancado desde hace un mes.

Como parte del esfuerzo de las cúpulas de la cámara alta, el presidente del Comité del Senado para la Banca, el demócrata Christopher Dodd, y el republicano de mayor nivel de ese organismo, Richard Shelby, recibieron instrucciones de alcanzar una solución negociada que podría presentarse al pleno tan pronto como el miércoles.

La medida significa abandonar un plan demócrata _ al que se han opuesto fuertemente los republicanos y el presidente George W. Bush _ de darle a los jueces de bancarrota el poder para reducir las tasas de interés y la deuda principal en caso de deudores de hipotecas con problemas.

Dodd dijo que todos los días aproximadamente 8.000 viviendas están cayendo en ejecución de hipoteca por moratoria de pagos.

"Las ejecuciones de hipoteca de esta magnitud equivalen en severidad con las ocurridas durante la Gran Depresión", aseguró Dodd. "Cada día sin acción significa que más (personas) están perdiendo sus casas".

El paso dado el martes no garantiza un resultado exitoso, pero ambos partidos están bajo una presión fuerte para presentar una iniciativa de ley que pueda ser aprobada este año. Aunque hay coincidencias hacia una iniciativa de ley, persisten negociaciones difíciles en varios frentes.

Uno de los terrenos donde hay coincidencia es que ambos partidos apoyan la idea de fondos nuevos para que los consejeros financieros le ayuden a los propietarios a negociar con sus acreedores.

Los esfuerzos de los líderes senatoriales ocurrieron poco después de que la Reserva Federal dio pasos para intermediar en la venta de una importante empresa de inversiones, la vapuleada Bear Stearns Cos., a una firma rival.

El banco central estadounidense garantizó unos 30.000 millones de dólares en recursos de Bear Sterns, incluyendo inversiones cuestionables respaldadas por hipotecas. El banco central también permitió que firmas de inversión consigan créditos de emergencia que antes sólo estaban reservados para los bancos mercantiles.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes