Senado mexicano aprueba reforma energía, pese protestas

MEXICO(AP). El Senado mexicano aprobó, hoy jueves, por mayoría una reforma energética con la que se busca reimpulsar la producción de crudo en declive, pese a protestas de seguidores izquierdistas que consideran abre la puerta a la privatización de la industria petrolera.

El pleno de la cámara alta votó uno por uno los siete dictámenes de ley que componen la reforma, que permite a la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) mayores posibilidades para contratar a empresas privadas en áreas como exploración y producción de crudo.

La reforma aún deben ser aprobada por la Cámara de Diputados, donde han dicho que podrían hacerlo en los siguientes días. En caso de ser ratificada, el ejecutivo debe promulgarla para que entre en vigor.

Los siete dictámenes fueron aprobados en lo general, y sólo quedaron pendientes de votación tres artículos de una propuesta de ley que causó divergencias entre algunos legisladores, dos de ellos relativos a la posibilidad de que los mexicanos puedan comprar "bonos ciudadanos" de Pemex y uno más sobre los contratos que la empresa estatal podrá hacer con la iniciativa privada.

La reforma estipula que Pemex puede celebrar contratos de obras y prestación de servicios con personas físicas y morales, que los pagos se harán siempre en efectivo, y en ningún caso se les cederá parte del crudo o sus derivados.

También establece que Pemex podría dar compensaciones a empresas contratadas bajo algunas condiciones. Por ejemplo, que la petrolera mexicana obtenga beneficios por la ejecución de alguna obra en el menor tiempo posible o que se le provea de nueva tecnología.

Las propuestas fueron aprobadas en un edificio del Senado distinto a donde suelen sesionar, debido a bloqueos de seguidores del ex candidato presidencial izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

La industria petrolera fue nacionalizada en 1938 y desde entonces es considerado un símbolo de la soberanía nacional.

Aunque la reforma fue respaldada por una parte de la izquierda representada en el congreso, otros se han sumado a la posición de López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y quien asegura que perdió las elecciones presidenciales del 2006 por un fraude.

El presidente Felipe Calderón presentó en abril una propuesta de reforma que contemplaba la posibilidad de permitir a Pemex contratar empresas privadas para exploración y producción, algo similar a lo aprobado por los senadores.

Los legisladores, sin embargo, echaron abajo la propuesta oficial para que se permitiera a las empresas privadas construir y operar refinerías, algo impedido hasta el momento.

La industria petrolera se encuentra desde hace años en problemas, con la producción de crudo en declive.

La petrolera estatal reportó esta semana que en los primeros nueve meses del año la producción disminuyó en 9,7% respecto al mismo periodo del 2007 para ubicarse en una producción promedio diaria de 2,82 millones de barriles.

La menor producción provocó que la exportación de crudo cayera 18,2% entre enero y septiembre de 2008, para promediar 1,39 millones de barriles diarios.

Pemex ha señalado como una causa de la menor producción a la declinación de su principal yacimiento de crudo en el Golfo de México, denominado Cantarell.

La producción de crudo tuvo en 2004 su mayor pico con 3,4 millones de barriles diarios en promedio, pero a partir del 2005 comenzó a declinar. En 2007, bajó a 3,1 millones de barriles al día.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes