Sindicatos griegos protestan ante más austeridad

ATENAS (AP). Decenas de miles de manifestantes se congregaron este sábado en el centro de Atenas y otras ciudades griegas con motivo del primero de mayo, el Día del Trabajo, en protesta contra las nuevas medidas de austeridad que seguramente anunciará el gobierno para obtener créditos y evitar con ello la bancarrota.

El gobierno anunciará nuevas reducciones del gasto público hasta fines del 2012 para obtener 45,000 millones de euros (60,000 millones de dólares) en créditos este año. El gabinete se reunirá el domingo para finalizar las medidas y el ministro de Hacienda, George Papaconstantinou, las anunciaría al mediodía y antes de volar a Bruselas para reunirse con sus colegas de la eurozona.

El Fondo Monetario Internacional dijo que aportará el dinero en tres años consecutivos, junto con los otros 15 países de la eurozona. Los negociaciones del FMI y la UE comenzaron los contactos el 21 de abril y los continuaron hasta la conclusión de la jornada laboral del viernes.

La ministra francesa de Hacienda Christine Lagarde expresó el sábado la certeza de que sus colegas de la eurozona aprobarán el plan de rescate para el fin de semana, seguramente un paquete por 120,000 millones de euros (159,000 millones de dólares) a lo largo de tres años, agregó.

Entre las nuevas medidas de austeridad figuran un aumento de los impuestos al consumo, reducción de las pensiones y los salarios de los funcionarios.

"Estas medidas son la muerte. ¿Cómo vivirá mañana la gente, cómo sobrevivirá? No lo entiendo", dijo Nikos Diamantopoulos, que participó en una marcha organizada por los sindicatos comunistas.

Los sindicalistas se dirigieron a las oficinas en Atenas de la Unión Europea y la embajada estadounidense, y hubo enfrentamientos entre anarquistas y la fuerza pública, que respondió con aerosoles irritantes.

En la ciudad norteña de Tesalónica, donde se manifestaron más de 5,000 personas, los anarquistas chocaron con la policía y rompieron varios escaparates además de dañar cajeros automáticos.

El opositor partido conservador Nueva Democracia y el populista LAOS han criticado al gobierno pero seguramente se prevé que respaldarán sus medidas de austeridad. La extrema izquierda amenazó con más protestas callejeras.

Grecia gastó a manos llenas durante años y acumuló una deuda equivalente al 115% de su producto interno bruto, por lo que ha quedado expulsada por los hechos de los mercados internacionales de bonos para refinanciar sus obligaciones, ya que los inversionistas temen que incurrirá en el impago y exigen elevados intereses que según el gobierno heleno no puede pagar.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes