Socio minoritario de coalición griega rechazará nuevas medidas

ATENAS ( AP). El líder de un socio minoritario de la coalición gubernamental advirtió el viernes que no votará por las nuevas medidas de austeridad que se requieren para que Grecia reciba un nuevo paquete de rescate financiero y evite la bancarrota.

Un día antes, George Karatzaferis, líder del partido derechista LAOS, había manifestado su apoyo a las medidas. Pero el viernes señaló que votaría en contra de la propuesta gubernamental que se presentaría ante el parlamento el domingo.

LAOS tiene 16 diputados en el parlamento y forma parte de la coalición apoyada por 252 legisladores. Si los otros dos partidos principales, los socialistas y los conservadores, votan a favor de la medida, el paquete de austeridad sería aprobado.

Karatzaferis insistió en que no era su intención retirarse del gobierno, e instó a otras naciones de la Unión Europea a desafiar lo que describió como el dominio ejercido por Alemania sobre el bloque.

Los ministros europeos declararon el jueves que Atenas no había tomado las suficientes medidas de austeridad, que se acordaron tras una ronda prolongada de conversaciones, el miércoles y el jueves. Bruselas exigió el jueves otros ahorros adicionales antes de prestar 130.000 millones de euros (170.000 millones de dólares) al país heleno para evitar su bancarrota a mediados de marzo.

" Desde luego, no queremos estar fuera de la UE, pero podemos seguir adelante sin encontrarnos pisoteados por la bota alemana", señaló Karatzaferis en una conferencia de prensa".

" Como todos los griegos, estoy muy irritado... por esta humillación. Nos han robado nuestro orgullo. No puedo tolerarlo ni permitirlo, ni siquiera si tuviera que morir de hambre".

En el centro de Atenas,la policía antidisturbios griega lanzó el viernes gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que agredieron a la fuerza públicas con bombas incendiarias y piedras, mientras miles de personas se manifestaban en contra de las medidas de austeridad.

No hubo heridos ni fueron practicadas detenciones.

La policía dijo que las cargas se produjeron cuando unas 7.000 personas se manifestaron pacíficamente en el primer día de una huelga general de 48 horas convocada por los dos sindicatos más importantes del país.

Otra manifestación, protagonizada por unos 10.000 comunistas concluyó sin incidentes.

La huelga ocurrió un día después que las negociaciones con los acreedores internacionales quedaron en el limbo al exigir las 17 naciones de la eurozona mayores medidas de austeridad.

Los trenes, transbordadores y el transporte público quedaron paralizados y los servicios públicos padecen serias interrupciones.

Los acreedores europeos consideran que Grecia no ha alcanzado las demandas de nuevos recortes y requieren más medidas de austeridad dentro de una semana a cambio del segundo crédito de contingencia al gobierno griego del primer ministro George Papademos, quien ya acordó aceptar más de 3.000 millones de euros (3.990 millones de dólares) en reducciones adicionales en el presupuesto del 2012.

Los ministros, que se reunieron en Bruselas el jueves quieren que Atenas encuentre otros 325 millones de euros (430 millones de dólares) en ahorros, que el parlamento apruebe los recortes y emitan avales por escrito que garanticen su adopción incluso por el nuevo gobierno que salga de los comicios generales de abril.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes