Sony se hunde en los números rojos ante crisis

TOKIO (AFP). El gigante japonés de la electrónica Sony previno hoy jueves que sufrirá pérdidas financieras muy serias al término del actual ejercicio debido a los devastadores efectos de la crisis económica en sus ventas, en caída libre en todo el mundo.

Sony, que decidió suprimir miles de empleos y cerrar varias fábricas en diciembre, prevé unas pérdidas netas de 150,000 millones de yenes (1,250 millones de euros, 1,680 millones de dólares) en el año fiscal en curso, que finaliza en marzo, informó la empresa.

"El ambiente en el que nos movemos se deterioró rápidamente y nadie quedó a salvo en el sector de la electrónica", subrayó el presidente y director general de Sony, el estadounidense Howard Stringer, en una conferencia de prensa.

Stringer explicó las pérdidas por las variaciones brutales de las cotizaciones de las divisas, la recesión internacional y la caída de las bolsas.

Además, y al igual que otros exportadores japoneses, Sony ha sufrido el impacto de la ralentización de las ventas y del alza del yen frente a otras divisas, disminuyendo así la competitividad de la moneda nipona.

La joya de la industria nipona también prevé que su déficit de explotación anual sea de 260,000 millones de yenes (2,900 millones de dólares), mientras que hace algunas semanas aún esperaba un beneficio de 200,000 millones de yenes.

Sony no había registrado números rojos operacionalmente desde 1995.

"Nuestros costes fijos son aún demasiado elevados y las medidas tomadas no lo suficientemente eficientes", señaló Stringer.

"No tenemos más alternativa que revisar totalmente la forma en que nos desarrollamos, fabricamos y vendemos nuestros productos porque si no será dificil volver a ser rentables", advirtió el estadounidense, que excluyó dejar su cargo.

"Es mucho peor de lo que pensaba", reaccionó por su parte un analista de Okasan Securities, Kazumasa Kubota, en referencia a la disminución de la ventas de Sony.

Además, su nueva previsión de volumen de negocios para los doce meses de abril de 2008 a marzo de 2009, 7,7 billones de yenes, es un 14,5% inferior a la precedente, cifrada en 9 billones de yenes.

Pese a que el "corazón" del grupo, o sea, los productos electrónicos, son los más afectados por la crisis, las consolas y videojuegos, un sector que resiste mejor a las crisis de consumo, no logró los resultados previstos debido al alza del yen y a unas ventas peores de las esperadas.

Para hacer frente a esta desastrosa situación industrial, Sony anunció a mediados de diciembre un amplio plan de restructuración con la supresión de 16.000 empleos a nivel mundial que ahora se acelerará.

Esa decisión va acompañada por una reestructuración estructural que comprende una revisión de los proyectos de inversiones, el cierre de actividades no rentables y de las fábricas no competitivas.

"Economizar no es un fin en sí mismo; hace falta que seamos más competitivos, más dinámicos, más innovadores", resumió Stringer.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes