Sube el gasto consumidor en julio en EU, no los ingresos

WASHINGTON (AP). El gasto consumidor aumento en julio gracias al popular programa de Dinero por Autos Viejos, aunque los ingresos familiares, el combustible del futuro aumento del gasto, no varió.

El gasto consumidor es la gran incógnita mientras la economía lucha por salir de la recesión más prolongada desde la Segunda Guerra Mundial. Los economistas temen que los hogares afectados por el creciente desempleo, debilidad en el crecimiento de los ingresos e inversiones agotadas no brindarán el respaldo que necesita la economía para iniciar un crecimiento sostenido.

El Departamento de Comercio anunció hoy viernes que el gasto consumidor aumentó un 0,2% en julio, colmando las previsiones de los analistas. Los ingresos personales no variaron el mes pasado, frente al pronóstico de una expansión del 0,2%.

Ante la falta de crecimiento en los ingresos en julio, el índice personal de ahorro retrocedió levemente al 4,2% del 4,5% en junio. Hace un año el índice de ahorro fue del 2,6%.

Los economistas creen que el índice de ahorro aumentará en los próximos meses en torno al 6%, a medida que los trabajadores intentan reponer sus agotadas reservas. El ahorro es uno de los factores que seguramente se reflejará en la contracción del gasto consumidor, debilitando la recuperación.

El modesto avance del gasto consumidor del mes pasado siguió a un aumento del 0,6% en junio, debido principalmente al encarecimiento de la gasolina. El gasto consumidor, ajustado a la inflación, creció un 0,2% en julio, y un 0,1% en junio.

El estancamiento de los ingresos personales siguió a las notables fluctuaciones de los dos meses anteriores, que reflejaron los pagos gubernamentales a individuos procedentes del plan de gastos extraordinarios de 787,000 millones de dólares adoptado por el gobierno. Esos pagos aumentaron los ingresos personales en un 1,4% en mayo y su ausencia en junio causó una contracción del 1,1%.

La Reserva Federal situó una de sus tasas clave en casi cero para apuntalar la economía y prometió mantenerla por un tiempo considerable incluso si la economía comienza a crecer de nuevo.

La Fed pudo formular la promesa porque la inflación no constituye por ahora un problema. El índice de precios del gasto consumidor bajó en julio un 0,4% debido al abaratamiento de la energía. Con la exclusión de los alimentos y la energía, la inflación subyacente aumentó un 0,1% y en el último año ha crecido un 1,4%.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes