Suben precios a consumidor en EEUU, especialmente gasolina y ropa

WASHINGTON (AP). Los precios a nivel consumidor subieron modestamente en enero debido al encarecimiento de la gasolina, alimentos, ropa y alquileres.

Empero, los economistas restaron importancia al alza por considerar que la inflación seguramente disminuirá en los próximos meses al estacionarse los precios de las materias primas.

Los precios a nivel consumidor aumentaron el mes pasado un 0,2%, tras permanecer estancados en diciembre, anunció el viernes el Departamento del Trabajo.

Con la exclusión de la energía y los alimentos, la llamada inflación subyacente creció un 0,2%, especialmente debido al encarecimiento en el precio de la ropa confeccionada, que creció un 0,9%. Los cuidados médicos, la renta y el tabaco también aumentaron.

El precio de los automóviles también subió, aunque el de los boletos aéreos bajó.

La inflación subyacente de los últimos 12 meses subió un 2,3% _ su mayor salto en más de tres años. El paulatino aumento de la inflación subyacente podría limitar la capacidad de la Reserva Federal para impulsar la economía.

Empero, los economistas dijeron que la inflación seguramente ha llegado a su punto máximo de este año. Por ejemplo, los precios de la ropa confeccionada aumentaron debido al salto del año pasado en los precios del algodón. Cuando desaparezca el impacto de ese encarecimiento, el precio de la ropa debería nivelarse.

El analista de bonos Guy LeBas en la firma Janney Montgomery Scott, dijo que el aumento de la inflación subyacente es una respuesta retrasada al galopante encarecimiento de las materias primas.

El informe "señala un comportamiento benigno de la inflación en el 2012", dijo LeBas. "La demanda consumidora es ahora completamente anémica ... la firmas no pueden elevar los precios cuando nadie compra".

La Fed dijo el mes pasado que mantendrá su tasa clave en una baja récord, casi en cero, hasta fines del 2014. Si se disparara súbitamente la inflación, la Fed se verá presionada para que eleve las tasas de interés.

Un pequeño aumento de la inflación puede ser bueno para la economía. Anima a las empresas y consumidores a invertir y gastar más antes de que la inflación mine su poder adquisitivo.

Y una modesta inflación combinada con recientes aumentos en los ingresos, ha dado a los consumidores mayor poder adquisitivo, lo que debería fomentar el crecimiento económico.

Los detallistas siguen reacios a cobrar más incluso cuando la economía crece, aunque a una marcha muy moderada. El año pasado muchos minoristas tuvieron que recurrir a los grandes descuentos para aumentar las ventas navideñas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes