Suspendido bombeo en oleoducto colombiano

BOGOTA (AP). El bombeo de crudo por el oleoducto Caño Limón-Coveñas entró el lunes en su tercer día de paralización tras sufrir un atentado dinamitero en el noreste del país.

El oleoducto, de 700 kilómetros de extensión, sufrió un ataque dinamitero el sábado al mediodía en un sector ubicado en el municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, a unos 450 kilómetros al noreste de Bogotá, dijo en entrevista telefónica el general Paulino Coronado, comandante de la Brigada 30 del ejército con jurisdicción en aquella región.

El ataque fue atribuido a unidades de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que actúan en la zona.

Funcionarios de Ecopetrol indicaron que las cuadrillas de reparación ya trabajan en la reparación y que el bombeo, que se suspende automáticamente en caso de una emergencia, podría reanudarse el martes.

El oleoducto, que es operado entre la estatal colombiana Ecopetrol y la multinacional Occidental Petroleum (Oxy), transporta unos 95,000 barriles diarios de crudo desde el campo petrolero de Caño Limón, en el departamento de Arauca, hasta los puntos de la refinería de Barrancabermeja, ubicada en el vecino departamento de Santander, y el puerto caribeño de Coveñas.

La tubería es frecuente objeto de ataques de grupos armados irregulares que se oponen a la operación de multinacionales en el sector petrolero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes