Telefónica ve prácticas monopólicas en Costa Rica

SAN JOSE (AP). La firma española Telefónica denunció prácticas monopólicas en el recién abierto mercado de telefonía celular costarricense, en las que estarían involucradas Claro, una empresa propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, y el estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Telefónica, que comercializa la marca Movistar, objetó la semana pasada al contrato suscrito el 14 de septiembre entre Claro (América Móvil) y el ICE, informaron este viernes la portavoz de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) María Angélica Carvajal.

Una de las objeciones que hace Movistar en el contrato "se está intentando conceder a Claro la posibilidad de brindarle el servicio de telefonía básica por conmutación de circuitos en Costa Rica", lo cual contraviene la legislación vigente.

El contrato también fue objetado por el Sindicato de Ingenieros del ICE, según confirmó a la AP uno de sus dirigentes Mayid Halaby, quien mencionó "el peligro" de ceder la telefonía básica.

Esto permitiría que Claro ofrezca telefonía fija, algo que no se le permite a las otras compañías y un servicio que la ley estipula puede ser prestado únicamente por el ICE.

El portavoz del ICE, Elbert Durán, dijo que por ahora no harían ningún comentario sobre las denuncias de Movistar, mientras que la vocera de Claro, Lilliana Mora dijo que "estamos estudiando el caso, luego daremos respuesta".Claro y Movistar esperan entrar a competir en el mercado costarricense antes de fin de año. Hasta ahora, el servicio de telefonía móvil y datos solo era proporcionado por el monopolio estatal ICE.

Carvajal dijo que pese a las objeciones no hay peligro de que la apertura de servicios de telefonía por parte de las nuevas empresas competidoras sufra algún retraso.

"Se espera que las empresas empiecen a dar sus servicios antes de fin de año como lo tienen previsto", dijo la funcionaria del SUTEL.

Actualmente el ICE brinda servicio a más de tres millones de usuarios de telefonía móvil. Claro y Movistar, que desde hace semanas mantienen una agresiva campaña publicitaria, han solicitado la asignación de un millón de números cada una.

Ambas empresas se han acusado de pretender realizar competencia desleal al amparo de los acuerdo con el ICE.

Las dos empresas de telecomunicación se disputan importantes nichos de mercado en casi todos los países de América Latina.

El monopolio de las telecomunicaciones que ostentaba el ICE desde su creación en 1949, fue derogado en octubre del 2008, luego de un referendo para aprobar o rechazar el tratado de libre comercio entre Centroamérica y Estados Unidos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes