Tequila Party, ¿iniciativa seria o truco publicitario?

LAS VEGAS ( AP). George Harris estrecha manos en su elegante restaurante de comida mexicana y pide aportes para su campaña y votos al compás de una banda de mariachi. De repente alguien le acerca un vaso de tequila.

Harris, candidato a alcalde de Las Vegas que lanzó lo que llama el "Tequila Party" de Nevada, se bebe el trago alegremente. "¿Es tequila Alien?", pregunta. "Me gusta".

El mesías del Tequila Party y aspirante a alcalde es un vendedor de tequila.

En una saga digna de un espectáculo de Las Vegas, la campaña de Harris para tratar de ser alcalde de la ciudad y portavoz de millones de hispanos es un llamativo cóckteil de tequila, política y actitudes impulsivas, acompañado por una intensa campaña publicitaria.

Harris, fundador de la distribuidora de tequila Alien Tequila Spirits Co. y ex cuadro republicano, dice que quiere curar las heridas abiertas en el campo de la inmigración y promover la cultura mexicana. Y si de paso consigue vender algunas botellas de tequila o llevar gente a su restaurante, mejor todavía.

" Cuando la gente me pregunta, admito que busco publicidad", declaró Harris en relación con su campaña para tratar de reemplazar al alcalde de Las Vegas Oscar Goodman, muy aficionado al gin y a las coristas. " Promuevo mi restaurante, promuevo mi tequila. Si hago las cosas bien, piensen lo que puedo hacer como alcalde de Las Vegas".

No es fácil determinar hasta qué punto se entrecruzan las ambiciones políticas y los intereses económicos de Harris, quien es hijo de un mexicano y se crió en un barrio hispano de Las Vegas.

Harris y su socia Irma Aguirre lanzaron el Tequila Party hace más de dos meses, pero todavía no realizaron un solo acto político ni hicieron nada que permita tomarlos en serio. En el lanzamiento de su campaña en Las Vegas este mes, en el que meseros hispanos lucían camisetas con la inscripción "Alcalde George", no hubo presencia alguna del Tequila Party. Lo que si abundaba eran las botellas de la tequila que vende Harris.

Hay quienes dicen que Harris se robó una idea con la que habían estado jugando, medio en broma, activistas hispanos demócratas en Las Vegas, que estaban irritados porque la reforma a las leyes de inmigración está frenada.

Algunos amigos de Harris admiten que la idea original no fue suya, pero dicen que él la hizo realidad.

El militante republicano conservador Chuck Muth cuenta que llamó a Harris al oír que la idea del Tequila Party era de un demócrata de Las Vegas.

"¿Por qué no registras el Tequila Party?", le dijo Muth a Harris, un amigo de vieja data. " El de inmediato dijo, 'qué gran idea'".

Harris, no obstante, ponderó la iniciativa durante meses. Como ex director de condado de los republicanos y encargado de finanzas del Partido Republicano estatal, Harris, quien habla poco español, afirmó que por años trató de incorporar a los hispanos a la política, sin demasiado éxito.

Aguirre, una ex organizadora republicana, dijo que muchos hispanos con pocos conocimientos políticos no veían bien a los republicanos.

" Era demasiado desgaste tratar de convencer a la gente de que a los republicanos les importan estos temas", comentó. " Siempre piensan que uno no es sincero".

La constitución del Tequila Party refleja los principios republicanos en varios sentidos. "Somos ciudadanos inquietos que no soportan el despilfarro del gobierno, la corrupción y la intromisión en nuestras vidas", expresa.

El documento de siete páginas alude a los hispanos en dos ocasiones: " Creemos que la educación política y la información son necesarios para que los hispanos puedan tomar decisiones políticas más informadas", dice en determinado momento. Y agrega: " Creemos que las familias hispanas deberían tener los instrumentos que le permitan elegir las mejores escuelas para sus hijos".

Harris anunció que se postulaba a alcalde de Las Vegas el mes pasado, dos meses después de fundar el Tequila Party. En la elección hay 18 candidatos, incluidos algunos ex funcionarios municipales y la esposa del candidato saliente, quien no puede buscar otro mandato.

" Todo empezó como una idea inocente. Alguien dijo, 'esto nos puede generar publicidad'", relató Larry Scheffler, impresor de Las Vegas que trabajó con Harris en varias campañas políticas. " Y en algún momento nos dijimos '¿sabes qué?. Si gano, creo que haré un buen trabajo".

Goodman alcanzó prominencia nacional con su estilo histriónico, que lo llevó a hacer anuncios rodeado de mujeres vestidas con lentejuelas y con un enorme vaso de martini en sus manos.

Harris dice que es el sucesor natural de Goodman: Un visionario al que le gustan los tragos fuertes.

"Voy a ser el alcalde del tequila", comentó.

Su programa habla de la creación de puestos de trabajo en una ciudad como Las Vegas, con un índice de desempleo del 14,9% que es uno de los más altos del país.

" Gastan como marineros borrachos", sostuvo Harris, aludiendo a funcionarios electos de la municipalidad.

La retórica recuerda la época de Harris como militante republicano. Su currículum incluye también varias iniciativas fallidas: una empresa editorial, un restaurante de comida mexicana llamado La Maddona, un par de negocios de souvenirs, incluido un Alien Store en el hotel y casino Stratosphere, en Las Vegas Strip, del que fue desalojado en el 2001.

Poco después se declaró en bancarrota. Dijo que tenía bienes por valor de 316,960 dólares y 2,25 millones de dólares en deudas. Harris explicó que hizo algunas inversiones en bienes raíces malas y describió ese período con un lenguaje callejero o de vestuarios.

Dos socios de Harris expresaron temor de que la cantidad de proyectos que maneja constantemente le impidan concentrarse en uno lo necesario como para hacerlo salir adelante. Su restaurante Mundo genera unos 5,000 dólares en un buen día, lo que está bien, pero no es mucho.

El ex senador estatal republicano Bob Beers, sin embargo, opina que todas esas iniciativas son un indicio de que Harris es un hombre lleno de vida.

" La gente como George no cree que uno puede hacer algo solo si ya lo hizo antes", expresó Beers, quien maneja la campaña de Harris.

Hace pocos años, Harris le mostró a Beers una imagen de una botella de tequila con forma de extraterrestre (alien, en inglés) que había dibujado en una servilleta. Poco después salía al mercado la tequila Alien, producida en México y que promete "un secuestro en cada botella".

" Luego de dos tragos, verás las estrellas", dijo Harris.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes