Tesoro de EU: sólo quedan 110,000 millones de rescate

WASHINGTON ( AP). El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, defendió hoy martes el programa de rescate bancario elaborado por el gobierno, en tanto el Fondo Monetario Internacional pronosticó que las instituciones financieras estadounidenses perderían 2,3 billones de dólares a raíz de la crisis crediticia global.

Durante una comparecencia ante la Comisión de Supervisión del Congreso, Geithner respondió a preguntas acerca de cómo el gobierno utiliza el programa de alivio financiero de 700,000 millones de dólares y cómo piensa ayudar a las instituciones a deshacerse de préstamos incobrables y papeles llamados "tóxicos".

Previamente, una agencia supervisora advirtió que iniciativas del gobierno del presidente Barack Obama podrían causar pérdidas a los contribuyentes y volver al gobierno más vulnerable a los fraudes.

Un inspector general especial a cargo de supervisar el programa de rescate dijo en un informe trimestral al Congreso que la sociedad de capitales públicos y privados creada para comprar bienes tóxicos tiende a favorecer a los inversionistas privados, lo cual puede ser fuente de "iniquidad potencial para el contribuyente".

Geithner dijo que el nuevo plan "logra el equilibrio justo" al permitir a los contribuyentes compartir el riesgo con el sector privado y a la vez permitir que éste use la competencia para fijar precios de mercado para los bienes.

Geithner dijo que "la amplia mayoría de los bancos" tienen más capital del que necesitan para que se los considere debidamente capitalizados, pero la crisis económica y los bienes tóxicos han generado incertidumbre acerca de la salud de los bancos individuales y reducido los préstamos en el conjunto del sistema.

Al gobierno sólo le quedan 109,600 millones de dólares de los 700,000 millones largos que autorizó en gastos extraordinarios para apuntalar el sector financiero y automotor de Estados Unidos, reconocieron las autoridades.

Empero, los funcionarios del departamento del Tesoro dijeron que seguramente el fondo será incrementado el próximo año con unos 25,000 millones de dólares a medida que algunas instituciones devuelven el dinero recibido. Ello situaría el total en 134,600 millones de dólares.

La información detallada fue facilitada por el secretario del Tesoro Timothy Geithner en una carta enviada a Elizabeth Warren, directora de la Comisión Supervisora del Congreso.

En la carta, Geithner dijo que el gobierno de George W. Bush destinó 355,400 millones de dólares en recursos antes de abandonar la Casa Blanca.

El total incluyó 117,000 millones en garantías a la aseguradora American International Group Inc., a los bancos Citigroup Inc. y Bank of America Corp. y las automotrices General Motors Corp. y Chrysler LLC.

Con la llegada al poder de Barack Obama, otros 30,000 millones fueron entregados a AIG y 5,000 millones a las empresas fabricantes de repuestos automovilísticos, con lo que la "ayuda excepcional", según el gobierno, suma 152.400 millones de dólares.

Otros 218,000 millones de dólares fueron entregados a los bancos para apuntalar sus reservas de capital. Hasta ahora, el programa ha distribuido casi 200,000 millones de dólares a más de 500 bancos en todo el país y quedan pendientes más solicitudes de ayuda.

El ex secretario del Tesoro Henry Paulson estableció como meta un plan de ayuda a los bancos de 250,000 millones de dólares.

Además, la tesorería cuenta otros 20,000 millones de dólares en el programa conjunto con la Reserva Federal destinado a fomentar la concesión de préstamos a consumidores y empresas bajo un programa de la Fed llamado TABSLA por su siglas en inglés.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes