Titular del Banco Central es destituido por decreto

BUENOS AIRES ( AP). El presidente del Banco Central, Martín Redrado, quien mantenía un conflicto con la presidenta Cristina Fernández por rehusarse a ceder parte de las reservas internacionales para pagar la deuda externa, fue destituido este jueves por la mandataria.

La destitución del funcionario se contempla en un decreto " de necesidad y urgencia" firmado por la presidenta y los ministros del gabinete convocados a la Casa de Gobierno por Fernández.

La razón esgrimida para destituir a Redrado es que éste incurrió en " mala conducta e incumplimiento de los deberes de funcionario público", según precisó el decreto difundido por la agencia oficial de noticias Telam.

El decreto destacó además la actitud remisa de Redrado para ejecutar la orden dispuesta en otro decreto " de necesidad de urgencia" que estableció el mes pasado la creación de un fondo especial con reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) para hacer frente a los vencimientos de la deuda.

El gobierno decidió que Miguel Pesce, vicepresidente del BCRA, quien se opone a la actitud tomada por Redrado, será el nuevo responsable de la entidad bancaria de forma temporal, informó el jefe de gabinete, Aníbal Fernández.

La presidenta Fernández ya le había pedido el miércoles la renuncia a Redrado, por rehusarse a ceder parte de las reservas internacionales, pero el economista se negó a dimitir, lo que desató una crisis institucional.

El eje de la disputa entre el Ejecutivo y Redrado es un decreto presidencial de diciembre que estableció la creación del llamado Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad de 6,569 millones de dólares y compuesto por reservas del Banco Central para hacer frente a los vencimientos de deuda, que en 2010 sumarán 13,000 millones de dólares.

La remoción de Redrado es claramente inconstitucional, dijo a AP el profesor de derecho Andrés Gil.

Señaló que los decretos " de necesidad de urgencia", como el que destituyó a Redrado, " son herramientas que se deben utilizar de forma excepcional y, en este caso, parecería que la presidenta obedece más a una deseo u objetivo político, que es hacerse con esas reservas".

Además, al funcionario se le ha removido sin que se haya podido defender previamente, indicó al explicar que Redrado " no es un simple ministro que el presidente decide destituir" sino un responsable de una entidad como el Banco Central, elegido por el gobierno con la anuencia del Congreso y que ostenta un cargo estable de seis años.

Por otro lado, coincidió con otros constitucionalistas en que previamente una comisión bicameral del Congreso tendría que haberse pronunciado recomendando o no la destitución del titular del Banco Central a la presidenta.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes