Toyota niega que sistema electrónico sea causa de fallas

WASHINGTON (AP). Toyota Motor Corp. ofreció pruebas detalladas que refutan las aseveraciones de que una falla electrónica en sus automóviles y camiones es la causa de los problemas de aceleración indeseada que obligaron a la compañía a convocar a reparaciones a más de ocho millones de vehículos.

El fabricante automotor realizó una demostración el lunes para contrarrestar una prueba de un profesor de ingeniería, quien alega que los motores de Toyota pueden aumentar sus revoluciones sin que los conductores pisen el acelerador si se manipula el sistema electrónico que controla la aceleración.

La empresa automotriz indicó que los problemas mecánicos y no los electrónicos, eran los culpables de esa aceleración.

Muchos expertos en seguridad automovilística habían dicho que los problemas electrónicos pudieran ser la causa de la aceleración inesperada.

Toyota dijo que la causa de esas aceleraciones inesperadas era que los pedales se pueden atascar con las alfombras y ha estado reparando millones de vehículos para corregir esos defectos. Sin embargo, algunos automovilistas han reportado la continuación de problemas en vehículos que ya han sido reparados supuestamente.

La compañía refuta lo dicho por David W. Gilbert, un profesor de tecnología automovilística de la Universidad Southern Illinois en Carbondale. Gilbert le dijo al Congreso el mes pasado que consiguió recrear la aceleración indeseada en un vehículo de Toyota manipulando su sistema electrónico.

Toyota, por su parte, le pidió al director del Centro de Investigaciones Automovilísticas de la Universidad de Stanford que tratase de refutar esas pruebas.

La empresa señaló que el profesor Chris Gerdes, él director del Centro de Investigaciones Automovilísticas y una firma de consultoría, Exponent Inc. indicaron que el catedrático de Illinois manipuló el cableado para crear fallas electrónicas que jamás ocurrirían en la carretera.

El trabajo de Gilbert "podría resultar en una política equivocada y temores infundados", indicó Gerdes.

En opinión de Toyota, el mal funcionamiento producido por Gilbert es "completamente irreal en condiciones normales y puede ser reproducido fácilmente en numerosos vehículos de otros fabricantes".El centro de Stanford recibe fondos de un grupo de compañías automotrices, incluyendo Toyota.

Toyota contrató además una firma consultora para que estudiase si los problemas electrónicos pueden causar esa aceleración inesperada. La firma, Exponent Inc., emitió un reporte provisional en el que no encontró una vinculación entre esos dos elementos.

De acuerdo con el reporte de Exponent la semana pasada, Gilbert conectó cables de sensores del acelerador con un circuito especialmente preparado. Eso le permitió acelerar el motor sin usar el pedal. Exponent dijo que realizó las mismas pruebas, con los mismos resultados, pero concluyó que el sistema electrónico tendría que ser significativamente manipulado para crear esas condiciones.

"Creemos que la electrónica es la fuente de esta discusión", dijo Mike Michels, un vocero de Toyota, durante una demostración de la automotriz en su sede de Norteamérica en Torrance, California.

Toyota indicó que los pedales defectuosos de aceleración y los tapetes, no la electrónica, son la causa de la aceleración.

Por ello, ha ordenado la reparación de millones de vehículos para corregir esos problemas. Sin embargo, algunos conductores se han quejado de que los problemas continúan en los autos que ya fueron reparados.

Por ellos, los reguladores de la Oficina Federal de Seguridad están investigando las quejas en torno a las reparaciones de Toyota.

Michels indicó que el fabricante de autos también está investigando las quejas y es que algunas de éstas se debieron a malas reparaciones o a otros factores.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes