UE: Acuerdos comerciales cruciales para etapa económica

BRUSELAS (AP). Los acuerdos comerciales serán cruciales a la hora de enfrentarse a desafíos como el cambio climático y la crisis alimentaria y pondrán a prueba nuestra capacidad para superar los problemas de esta difícil etapa económica, dijo el jueves el comisionado de Comercio de la Unión Europea, Peter Mandelson.

Mandelson señaló que los acuerdos comerciales entre las naciones que forman la Organización Mundial de Comercio y que se reunirán en Ginebra la semana que viene, ocurrirán en un momento de "grandes cambios en la economía y política globales" y pondrán a prueba la habilidad de estos países de lograr nuevos avances.

"Si fallamos de forma colectiva esta prueba en Ginebra, se reducirá nuestra capacidad" de enfrentarnos a futuras negociaciones para limitar el efecto invernadero o solucionar la escasez de alimentos, la crisis energética y otros graves problemas mundiales, dijo el político.

"Nuevos poderes políticos están cambiando el perfil de postguerra del mundo", Mandelson dijo a los periodistas. "El riesgo es la ausencia de liderazgo y acciones globales coordinadas".

La reunión comercial de Doha _que se celebra desde 2001_ "será la primera prueba de liderazgo global en esta nueva etapa", dijo Mandelson, describiéndola como una herramienta que medirá la responsabilidad de países de rápido crecimiento económico como Brasil, China e India.

Además, crear nuevas oportunidades económicas es aún más importante ahora, durante malos tiempos económicos, ya que los últimos 15 años de expansión se deben en gran parte a un previo acuerdo de la OMC que abrió los mercados mundiales.

"El fracaso se pagará muy caro", declaró Mandelson, y advirtió que cada país en vías de desarrollo necesitará hacer concesiones. La Unión Europea espera que países como Brasil y China "hagan las contribuciones que reflejan el aumento de su poder".

Por su parte, Mariann Fischer Boel, comisionada de Agricultura de la UE, recordó que un acuerdo de recortes en subsidios agrícolas tiene que realizarse este mes o probablemente los acuerdos comerciales en este aspecto quedarán congelados.

Sin embargo, las expectativas de grandes logros en la reunión de Ginebra no son muchas ya que la reunión se basa en el marco del 2001, sin tener en cuenta nuevos problemas como los aranceles del biocombustible o los precios de la oferta energética.

El presidente de Estados Unidos, George W Bush, el primer ministro británico Gordon Brown y el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva han pedido nuevos avances en la cumbre.

El foro se considera un acontecimiento alentador para países en vías de desarrollo desde que se inició la reunión en Doha, la capital de Qatar, en el 2001, poco después de los ataques del 11 de septiembre.

Un acuerdo importante podría significar mayor riqueza global, sobre todo para países pobres. Pero los expertos son pesimistas y dicen que lo máximo que se puede esperar de la reunión es un acuerdo débil para tapar algunas lagunas comerciales.

Las negociaciones podrían ser las siguientes: Estados Unidos, Japón, la UE, y otros países ricos reducirán los aranceles en importaciones de materiales y alimentos baratos para los países pobres. A cambio, fábricas, bancos y proveedores de servicios occidentales abrirán sus puertas en mercados emergentes como Brasil, India o China.

Ambos lados, sin embargo, podrían no arriesgarse a ofrecer más. Cualquier futuro acuerdo tendrá que ser ratificado por los 152 miembros de la OMC.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes