UE busca ampliar a 27 el plan contra la crisis financiera

Bruselas(AFP). Los líderes de la Unión Europea (UE) abren, hoy miércoles, en Bruselas una cumbre que buscará ampliar a los 27 miembros del bloque el plan de rescate bancario adoptado por el Eurogrupo, pero también sacar las conclusiones de la crisis financiera para evitar nuevas catástrofes.

"Creo que la primera fase ha sido la estabilización del sistema financiero. Ahora debemos pasar a la segunda fase: asegurarnos que los problemas en los sistemas financieros, problemas que sabemos se originaron en Estados Unidos, no vuelvan a ocurrir", dijo el primer ministro británico, Gordon Brown, tras una reunión con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Brown es el ideólogo del plan de rescate bancario que los 15 países de la Eurozona adoptaron el domingo en París para frenar la crisis financiera y que está centrado en dos pilares: la garantía de los préstamos interbancarios y el apoyo a las entidades para evitar su quiebra, recurriendo a las recapitalizaciones o nacionalizaciones parciales.

Ahora, la intención del jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, presidente en ejercicio de la UE, es que los restantes miembros del bloque se sumen a la iniciativa en la cumbre de Bruselas, con el objetivo de reforzar el mensaje a los mercados.

En ese sentido, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ya advirtió el martes que Europa debe evitar el "optimismo exagerado" porque "no hay motivo para decretar el final de la crisis financiera", a pesar de la reacción positiva de las bolsas.

Durante la cumbre de dos días, los europeos tiene previsto aprobar la creación de una "célula de crisis financiera" que los gobiernos podrán consultar en todo momento en caso de dificultad, según un proyecto de declaración del cual la AFP obtuvo una copia.

"Para permitir una reacción rápida y eficaz en situación de crisis, el Consejo Europeo decide crear un dispositivo de alerta, intercambio de información y evaluación: la célula de crisis financiera", indica el texto que debería ser adoptado el jueves por los 27 miembros de la UE.

Los jefes de Estado y de Gobierno europeos se aprestan además a subrayar en sus conclusiones "las necesidades de refuerzo de la supervisión del sector financiero europeo, especialmente de los grupos transnacionales".

Pero al tiempo que busca cerrar filas a nivel interno, la UE tiene la "prioridad urgente de reforzar la coordinación a nivel internacional y en particular con Estados Unidos", indicó por su lado Durao Barroso, antes de una reunión de responsables europeos con el presidente norteamericano, George W. Bush, el sábado próximo en Camp David.

"El FMI (Fondo Monetario Internacional) debe ser reconstruido para adaptarlo al mundo moderno", estimó por su lado Gordon Brown.

Si esta cumbre de Bruselas parecía centrada hasta hace poco en los problemas institucionales que tiene la UE desde que Irlanda rechazó por referéndum el Tratado de Lisboa en junio pasado, está claro que la cuestión pasó a un segundo plano por la amplitud de la crisis financiera.

De todos modos, Irlanda "no está todavía en condiciones de ofrecer una línea clara y definitiva de cómo responder al desafío de dar el apoyo y la ratificación irlandesa al Tratado del Lisboa", indicó el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, el lunes en Luxemburgo, tras una reunión con sus homólogos.

La vigencia del mantenimiento del plan europeo de lucha contra el cambio climático, ahora que algunos cuestionan su conveniencia en tiempos de crisis, y la reanudación de las negociaciones entre la UE y Rusia para un acuerdo de asociación estratégica, congeladas desde septiembre por el conflicto en Georgia, son otros dos temas de debate en la cumbre.

El jueves, además, los 27 aprobarán el 'Pacto Europeo de Inmigración y Asilo' presentado por Francia, y cuyo objetivo principal es atraer a los inmigrantes más cualificados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes