La UE pone bajo su lupa las finanzas públicas de Grecia

ATENAS (AFP). Expertos de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) efectuaban este jueves en Atenas un examen detallado de las finanzas públicas de Grecia, sumida en una grave crisis por la explosión de su deuda y déficit públicos.

Con vistas a la presentación a fines de enero del programa de estabilidad y crecimiento de Grecia, cinco expertos europeos iniciaron el miércoles entrevistas con responsables griegos para informarse de las medidas gubernamentales previstas para el saneamiento de la economía y la reducción del déficit, estimado en 12,7% del PIB (Producto Interior Bruto) en 2009.

Tras haberse reunido con el presidente del Consejo Naciones de Expertos Financieros, Georges Zanias, a cargo de la redacción del programa en cuestión, los expertos europeos tenían previsto reunirse el jueves con el ministro de Finanzas, Georges Papaconstantinou, y su homóloga de Economía, Competencia y Marina Mercante, Luka Katseli.

La misión de la Comisión Europea concluirá el viernes.

Su llegada estuvo presidida el martes por la decisión del gobierno socialista del primer ministro Georges Papandreou de acelerar sus esfuerzos para llevar el déficit público al límite establecido por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento europeo, del 3% del PIB, en 2012, es decir un año antes de lo previsto.

Papandreou había apostado en forma inicial a reducir el déficit a menos del 3% en forma progresiva hasta 2013, pero ante las presiones de la Unión Europea (UE) y los mercados decidió rever su propuesta inicial.

De este modo, el nuevo programa de estabilidad y crecimiento griego prevé una reducción del déficit a 8,7% en 2010, 5,7% en 2011 y 2,7% en 2012.

Los expertos europeos "serán informados de las medidas que serán adoptadas para reforzar la competitividad de la economía griega y llevar el déficit a menos de 3% en 2012", indicó a la AFP una fuente del ministerio de Finanzas que no quiso revelar su identidad.

Esas medidas, anunciadas ya por el gobierno en diciembre durante la votación del presupuesto estatal en 2010, apuntan principalmente al aumento de los ingresos a través de la lucha contra la evasión fiscal, un problema endémico del país, y la reducción "drástica" del gasto público.

En ese marco, se prevé disminuir en al menos 10% los salarios de los dirigentes de empresas del amplio sector público y bajar un 50% las retribuciones de los miembros de los consejos de administración.

Papandreou llegó al poder hace tres meses al ganar elecciones anticipadas convocadas por el anterior gobierno conservador ante el deterioro de las cuentas públicas.

Al asumir en su cargo, Papandreou se comprometió a reactivar la economía del país, que tiene una de las deudas públicas más grandes de la zona euro, estimada en 113% del PIB en 2009.

"Somos conscientes de las dificultades. Toda la población debe ayudar, pero soy optimista, hay esperanzas", declaró el miércoles Papandreou.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes