Uruguay: expectativa e incertidumbre por acuerdo con Brasil

MONTEVIDEO (AP). Expectativas e incertidumbre generó el miércoles el acuerdo con Brasil para atenuar una medida comercial que afectaba la industria automotriz de Uruguay al aumentar 30% un impuesto al ingreso de automóviles.

Brasil se comprometió el martes con Uruguay a adoptar en el plazo inmediato las medidas necesarias para que los vehículos uruguayos estén exentos del nuevo gravamen.

La secretaria general de la Unión de Exportadores del Uruguay (UEU), Teresa Aihsemberg, dijo a la AP que "estas decisiones unilaterales como la que tomó Brasil con la importación de automóviles extrazona sólo crea incertidumbre dentro del Mercosur".

Sin embargo, consideró "positivo" el acuerdo que determina que las empresas automotrices uruguayas puedan acceder al mercado del poderoso vecino, al que se exportan hasta 20,000 unidades anuales.

Dos semanas atrás, Brasil aumentó en 30% el impuesto a los productos industrializados que pesa sobre los automóviles importados pero eximió del gravamen a los carros producidos en los países del Mercosur, formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. El requisito para la exención era que cada automóvil tuviera al menos 65% de componentes fabricados en el bloque regional.

Pero la industria automotriz uruguaya no logró alcanzar ese mínimo de componente local, lo que llevó a una de las empresas --EFFA-- a suspender su producción y enviar a seguro de desempleo a 400 de sus operarios.

El incremento en el impuesto brasileño afectó a las empresas Chery, Nordex y EFFA que operan en Uruguay y destinan gran parte de su producción al gigante sudamericano.

El director ejecutivo de EFFA, Juan A. Antoniuk, declaró que la empresa "recibió con optimismo cauteloso" el acuerdo suscrito el martes.

"Tenemos que estudiar en detalle el acuerdo para luego definir qué pasos vamos a seguir... hay otros factores que también deben tomarse en cuenta para definir la reapertura" de la producción, dijo.

Ante una consulta de la AP, Antoniuk dijo que "la medida de Brasil referente al IPI (impuesto sobre los productos industrializados) fue uno más de los inconvenientes que viene afrontando la empresa por los cuales el flujo de exportaciones se vio severamente afectado desde hace ya varios meses y nuestro stock se elevó a altísimos niveles".

"La noticia de que Uruguay estará excluido del aumento de IPI es sin duda alentadora y reafirma lo que hemos expresado respecto a que nuestra empresa no maneja la hipótesis del cierre sino de una suspensión temporal de las actividades productivas", agregó.

"Deberemos analizar los detalles de este acuerdo cuando éste sea finalmente publicado oficialmente, (y) esperar el resultado de la investigación de origen en curso así como re-establecer ordenadamente el flujo comercial", concluyó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes