Venezuela espera ahorro al endurecer control de cambio

CARACAS (AP). Venezuela espera ahorrar cerca de 2,300 millones de dólares tras reducir a la mitad el cupo de 5,000 dólares que hasta el 31 de diciembre los viajeros venezolanos podían gastar en el exterior con sus tarjetas de crédito.

"El gasto por ese concepto en 2008 se acercó a los 5,000 millones de dólares y la situación apremiante de la economía mundial obliga a satisfacer las necesidades prioritarias de la población", dijo en un comunicado el presidente de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), Manuel Barroso.

Venezuela importa cerca de dos terceras partes de los alimentos y medicinas que consume.

La nueva medida, que entró en vigencia el 1 de enero tras su publicación en la Gaceta Oficial, representa el primer gran paso del gobierno del presidente Hugo Chávez para conservar los dólares que recauda con las ventas de petróleo, que necesita para sus importaciones.

El crudo genera cerca de la mitad de los ingresos del gobierno y 94% de las entradas del país por exportaciones.

Los precios del petróleo, que en julio marcaron un récord de casi 150 dólares por barril, han caído desde septiembre hasta llegar a menos de 40 dólares por barril a raíz de la crisis financiera mundial.

Según cifras gubernamentales, la entrega de divisas para viajes al exterior sumó más de 4,200 millones de dólares en 2008, un monto cercano a los 4,500 millones que el año pasado fueron destinados para la importación de alimentos.

"El estado está en obligación de garantizar la tranquilidad de todos a mediano y largo plazo, en medio de una crisis que no se sabe cuán profunda pueda ser ni por cuánto tiempo pueda durar", dijo Barroso.

Los controles monetarios impuestos en 2003 para detener la fuga de capitales obligan a los venezolanos a adquirir dólares a través de una agencia gubernamental para viajar al exterior.

Los viajeros pueden adquirir dólares a la tasa oficial de 2,15 bolívares fuertes el dólar.

Pero en el mercado negro, la divisa estadounidense se vende a veces a tasas que son dos veces las del gobierno, lo que abrió las puertas para que algunos venezolanos traten de obtener dólares en el extranjero para venderlos en el país en procura de amplias ganancias.

Chávez dijo recientemente que la reducción era estudiada en parte para combatir una serie de irregularidades relacionada con la adquisición y uso de las divisas.

El mandatario indicó que algunos realizaban cortos viajes a poblados fronterizos colombianos o Panamá, entre otros destinos, para usar sus tarjetas de crédito y regresan a casa con efectivo.

Las autoridades también establecieron que los nuevos usuarios de tarjetas de crédito tendrán que esperar hasta seis meses para poder tramitar la adquisición de divisas.

Además, se redujo de 600 a 500 dólares anuales el cupo de divisas en billetes que tienen autorizado comprar los nacionales que viajen al exterior. Se mantuvo el cupo de 400 dólares para las compras por Internet.

Algunos analistas dicen que el gobierno está usando está medida para evitar la devaluación de la moneda ante la caída de los precios del petróleo, particularmente en momentos en que prevé impulsar en el primer trimestre del año un referendo que elimine los límites constitucionales del mandato presidencial.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes