Venezuela se apresta a revocar concesión de mina de oro

CARACAS(AP). El gobierno del presidente Hugo Chávez anunció la inminente revocatoria de la concesión entregada en el 2002 a una empresa canadiense para explotar la mina de oro más grande del país, la cual será operada por una empresa estatal.

El ministro de Industrias Básicas y Minería, Rodolfo Sanz, declaró que la mina Las Cristinas "será recuperada y será operada bajo la administración estatal".

La empresa Crystallex International, basada en Toronto, había asegurado que planeaba invertir 265 millones de dólares en la construcción de la mina de oro Las Cristinas y una planta procesadora del mineral, tras suscribir un convenio de explotación en el 2002. La compañía indicó que no ha sido informada de la inminente toma del gobierno.

"La empresa no ha sido notificada de cualquier cambio", afirmó Crystallex en una declaración. Representantes de la compañía se reunieron con funcionarios de Venezuela el miércoles "y no se plantearon cuestiones en relación con el control de Las Cristinas".

La firma canadiense había estado a la espera desde entonces de los permisos ambientales para iniciar la explotación de la mina de oro, la mayor del país, con reservas probadas de entre 12,5 millones de onzas y 13,6 millones de onzas.

Crystallex esperaba extraer cerca de 40,000 toneladas del mineral por día, una vez que se concluyesen las obras.

Durante años, los ambientalistas y los indígenas han tratado de bloquear la construcción de la mina, bajo el argumento de que las obras causarán daños ecológicos y perturbarán a las comunidades indígenas.

Las Cristinas, a unos 1,200 kilómetros al sureste de Caracas, está ubicada entre dos regiones de suma importancia ecológica: el Parque Nacional Canaima, uno de los 10 más extensos del mundo, del tamaño de Bélgica, y la reserva forestal de Imataca.

Protegida por el gobierno desde 1850, Imataca cubre 3,5 millones de hectáreas del llamado escudo de Guayana, al extremo noreste de Venezuela. La zona es rica en oro, diamantes, hierro, bauxita, manganeso, cobre y posee una diversidad de flora y fauna única en el mundo.

Voceros del gobierno aseguran que los daños al medio ambiente serán mínimos. Mineros ilegales han arrasado unas 2.000 hectáreas de la zona desde comienzos del siglo pasado.

Sanz, en declaraciones a la emisora La Voz de Guayana, afirmó al respecto que "la minería hay que industrializarla para generar empleos estables, traer tecnología en el país y encadenar procesos de transformación".

El gobierno no descarta permitir concesiones de minería de veta profunda, al tiempo que no permitirá minería a cielo abierto ni extraer minerales de la Reserva Forestal de Imataca, pues esto causaría degradación ambiental y se contaminaría el agua del país.

El ministro no precisó el modo en que el gobierno tomará el control de Las Cristinas y tampoco aclaró si se mantiene el plan de incorporar en calidad de asociados a mineros informales, organizados en cooperativas.

En años recientes Chávez ha dicho repetidas veces que planea revocar un grupo de concesiones mineras aprobadas incluso por su propio gobierno, con la intención de activarlas luego en asociación con mineros pobres organizados por el estado en cooperativas.

De acuerdo con un despacho difundido por la agencia estatal de noticias ABN, citando la entrevista radial del ministro, el gobierno aspira incrementar la capacidad de producción de oro de 4,2 a 8,2 toneladas al año.

Sanz añadió que "a raíz de la crisis financiera que se ha extendido a escala mundial, es necesario tratar de recuperar nuestro oro para aumentar nuestras reservas internacionales".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes