"Volatilidad increíble" en los bolsas de Europa y Asia

Londres(AFP). Las Bolsas europeas volvían a subir, hoy viernes, mientras las plazas asiáticas dudaban, en una muestra del nerviosismo de los mercados embriagados por la combinación de medidas de estímulo financiero y de malas noticias económicas.

Hacia las 07H45 GMT, las Bolsas de Londres, Fráncfort, París y Madrid ganaban respectivamente un 4,61%, 4,09%, 4,30% y 3,40%, después de haber perdido entre un 4 y un 6% la víspera.

La misma tendencia había vivido un día antes la bolsa de Nueva York: después de su peor caída en 20 años (-7,87%) el miércoles, el Dow Jones terminó el jueves al alza del 4,68%, con los inversionistas pescando en río revuelto las oportunidades abiertas por la caída de muchos valores.

Por el mismo motivo, el índice Nikkei 225 de la Bolsa de Tokio terminó la sesión de este viernes al alza del 2,78%, tras haber perdido un 11,41% el jueves.

"La volatillidad es increíble", constataba Lindsay Piegza, analista de FTN Financial en Nueva York. "Es el reflejo del humor de los inversores. Por una parte, tenemos una cantidad de datos (económicos) muy decepcionantes y, por otra, recibimos inyecciones de optismo del gobierno y de la Fed que se comprometen a respaldar a la economía pase lo que pase", agrega.

La inestabilidad fue patente en las bolsas de Asia. Así, Hong Kong cerró a la baja del 4,4% y también retrocedieron Seúl (-2,7%), Taipei (-2,28%), Sídney (-1,1%) y Manila (-1,1%). Sin embargo, Shanghai cerró al alza del 1,08% y Wellington ganó un 1,59%.

"Después de una batería de medidas gubernamentales de rescate y de una crisis de ventas provocada por el pánico, las acciones se encuentran ahora en un nivel históricamente bajo. Pero el alcance y la rapidez de una eventual recuperación siguen siendo muy inciertas", considera Sreekala Kochugovindan, analista de Barclays Capital en Tokio.

Tras un plan de rescate bancario de 2 billones de euros, los gobiernos europeos anunciaron el jueves su voluntad de actuar para reactivar la economía, al borde de la recesión. Pero "no habrá un programa de reactivación generalizado en Europa", afirmó el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, explicando que un plan de ese tipo incrementaría los déficits públicos.

Para obtener una "reforma real y completa" del sistema financiero internacional, la Unión Europea (UE) intenta convencer a Washington de celebrar en noviembre una cumbre que asocie al G8 -Estados Unidos, Japón, Canadá, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Francia y Rusia- y a las grandes economías emergentes. La cuestión debería ser abordada el sábado durante un encuentro en Camp David entre el presidente estadounidense, George W. Bush, su homólogo francés, Nicolas Sarkozy -presidente en ejercicio de la UE- y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

Mientras tanto, los mercados siguen sufriendo el temor de una recesión mundial y la presión de ventas por parte de los fondos especulativos ('hedge funds') en busca de dinero fresco.

Al mismo tiempo, se acumulan las malas noticias referentes a la economía. En Estados Unidos, la producción industrial, que retrocedió un 2,8% en septiembre, registró su bajada más fuerte desde diciembre de 1974.

El secretario norteamericano del Tesoro, Henry Paulson, aseguró sin embargo que el plan de 700.000 millones de dólares aprobado para salvar a los bancos permite atacar al centro de la crisis financiera, incluso en el sector inmobiliario.

Alemania ha revisado drásticamente su previsión de crecimiento para 2009 al 0,2% en lugar del 1,2%. El crecimiento del primer exportador mundial quedará así en su más bajo nivel desde 2003. En cuanto a Irlanda, ya ha entrado en recesión.

También los precios del petróleo volvían a subir este viernes, a 73 dólares el barril, tras haber caído la víspera bajo el nivel de los 70 dólares por primera vez desde agosto de 2007.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes