Wall Street y bancos apuntalan acciones europeas

BRUSELAS (AP). Los mercados bursátiles en Europa cerraron con una fuerte alza el viernes después de que datos positivos sobre las ventas minoristas en Estados Unidos ayudaron a apaciguar los temores sobre la economía de ese país.

Al mismo tiempo, una prohibición a las ventas en corto en varios países de la eurozona impulsó a las acciones bancarias.

Wall Street también subió, preparándose para su segundo día de ganancias consecutivo en más de un mes. Las ganancias a ambos lados del Atlántico siguieron a una de las semanas más inestables en años, con intensas oscilaciones debido a los temores por el desempeño de la economía de Estados Unidos y la crisis de deuda en Europa.

En Europa, el índice FTSE 100 de Gran Bretaña saltó 3% y cerró en 5.320 unidades, mientras que el Dax de Alemania subió 3,5% y quedó en 5.997,7. El CAC-40 en Francia avanzó 4% y concluyó en 3.213,8 enteros, incluso tras la difusión de que la economía francesa no creció en el segundo trimestre.

En Estados Unidos, el índice industrial Dow Jones ganaba 1,6% y se ubicaba en 11.318 puntos, mientras que el índice más amplio Standard & Poor's 500 subía 0,5% y estaba en 1.186 unidades.

Los avances en Europa ocurrieron después que los reguladores de Francia, Italia, España y Bélgica prohibieran temporalmente el jueves por la noche las ventas en corto, tras las brutales oscilaciones en las acciones de los bancos franceses, atribuidas a falsos rumores.

El precio de las acciones de los bancos franceses, que en los últimos días fluctuaron de manera notable, saltaron el viernes. Las de Société Générale ganaron 5,7% y las de Credit Agricole 2,1%. En Bruselas, el índice Dexia cerró con ganancia de 17%.

Sin embargo, los analistas se preguntan si la prohibición de vender en corto tendrá éxito a largo plazo, ya que muchos especialistas dicen que una medida similar del 2008 aumentó la incertidumbre de los inversores. En la modalidad de las ventas en corto, el inversionista espera ganar dinero apostándole a un descenso en el precio de determinadas acciones, en este caso las bancarias.

Para ello, el inversionista toma prestado un activo para venderlo al creer que bajará. Luego recompra el mismo activo devaluado y lo devuelve al dueño, embolsándose la diferencia entre lo obtenido mediante la venta de los valores prestados y el valor que tienen en el momento de su devolución. Empero, la práctica no ha sido prohibida en Gran Bretaña ni Alemania.

"El deterioro de la confianza inversionista por la deuda de la eurozona seguramente seguirá minando la confianza de los inversores en la capacidad de los bancos europeos para capear las consecuencias de la crisis de la deuda" de la zona del euro, dijo el analista Lee Hardman, del Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ.

Los avances en Europa ocurrieron pese a las estadísticas según las cuales la economía francesa tuvo un crecimiento nulo en el segundo trimestre ante la contracción del gasto consumidor y las exportaciones galas.

El euro tampoco se vio muy afectado por las estadísticas de Francia y Grecia, cotizando con alza de un 0,3% a 1,425 dólares.

En Asia, la sesión fue mucho menos volátil que en días anteriores.

En Hong Kong, el Hang Seng agregó un 0,1% a 19.620,01. En Australia, el S&P/ASX 200 ganó un 0,8% a 4.237,90, y los índices de referencia de Nueva Zelanda y Singapur también subieron.

Empero, en Tokio el índice Nikkei 225 descendió, cerrando con una contracción del 0,2% a 8.963,72 tras pasar la mayor parte de la jornada en números negros.

El dólar osciló en torno a los 76,50, cerca del nivel que obligó a intervenir en los mercados al Banco del Japón para contener la revaluación de la divisa nipona.

Los mercados petroleros estuvieron estables en su mayor parte. El crudo aumentó 16 centavos a 85,83 dólares el barril, tras un alza inicial a 87 dólares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes