Zapatero espera que Obama genere confianza para economía

MADRID (AP). El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, reconoció hoy lunes que 2009 será un año "difícil" debido a la crisis global, pero al mismo tiempo se mostró esperanzado ante la posibilidad de que el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, inyecte confianza para acelerar la recuperación económica.

"La crisis puede tener un escenario de duración más breve si la administración de Obama genera confianza, es decir, si el horizonte de futuro no es de tanto temor o miedo como hoy pueden tener las entidades financieras", dijo en una entrevista radiofónica a la Cadena Ser.

No obstante, Zapatero señaló que todas las previsiones indican que la economía no ofrecerá sus primeros síntomas de mejora sino hasta principios de 2010, coincidiendo con la recuperación tanto de Europa como de Estados Unidos.

Hasta ese momento, el mandatario precisó que la prioridad del gobierno español durante el año será luchar contra el desempleo, que según los últimos indicadores podría dispararse hasta el 16%.

"Nuestro principal problema es el desempleo", afirmó. "El gobierno tiene dos compromisos: apoyar a todas las personas que pierden el empleo, con una cobertura de protección, y relanzar acciones e iniciativas para crear más empleo y hacer nuestra economía más competitiva".

Actualmente, más de 3 millones de personas se encuentran sin trabajo en España, un 11,3% de la población. El mandatario aseguró que no cree que se supere la barrera de los 4 millones de desocupados.

En ese sentido, vaticinó que su plan de estímulo laboral podría crear 250,000 puestos de trabajo directos. La gran mayoría de estos beneficiarios, dijo, serían antiguos empleados de la construcción, el sector más castigado por la crisis en España.

El programa, aprobado hace unos meses, supondrá una inversión de más de 11,000 millones de dólares en sectores como el de la obra pública para fomentar la contratación.

A pesar de que el gobierno prevé que el Producto Interno Bruto español se contraerá 1,6% en 2009, Zapatero quiso mostrarse optimista y auguró que el país saldrá adelante.

Para ello, el presidente español pidió la implicación de toda la sociedad. De hecho, solicitó a los ciudadanos que sigan consumiendo, si es económicamente posible.

Adelantó que se reunirá en las próximas fechas con los dueños de los principales bancos españoles para reclamar que no frenen la concesión de créditos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes