Se caldea batalla entre W. Street Journal y N. York Times

NUEVA YORK ( AP). Probablemente sea la última gran batalla entre diarios estadounidenses. Y Rupert Murdoch se propone ganarla.

La guerra entre el Wall Street Journal de Murdoch y el New York Times cobró una nueva dimensión con el lanzamiento esta semana de una sección metropolitana por parte del Journal, que tratará de sacarle lectores al Times en un terreno que se supone es su dominio natural.

La sección Greater New York del Journal debutó el lunes con 16 páginas, dos de ellas compradas por las tiendas Macy's y Bloomingdale's.

El Times respondió con un toque humorístico, dándole al Journal una serie de " consejos prácticos" en un comunicado.

" Los Dodgers ahora juegan en Los Angeles, SoHo quiere decir 'al sur de Houston', la Semana de la Moda se hace ahora en el Lincoln Center, (el aeropuerto) Idlewild se llama ahora JFK (John F. Kennedy) y ya no se da 'Cats' en Broadway".

En una fiesta para festejar el lanzamiento el lunes por la noche, el alcalde Michael Bloomberg dijo que " en la capital mundial de los medios de prensa, cuanta más competencia, mejor".

" Nunca apuesten contra la persona que nos trajo 'American Idol'", acotó, aludiendo a Murdoch.

Si bien la nueva sección se venderá exclusivamente en la zona metropolitana de Nueva York, su impacto podría tener alcance nacional. Los dos diarios se disputan lectores con USA Today y publicaciones regionales. En su afán por desplazar al NYT, Murdoch redujo las tarifas para los avisadores y esto podría dejar a los dos diarios sin dinero para expandir sus operaciones.

" El Times tiene muchos lectores que son muy leales. No será fácil (para el Journal) acaparar esos lectores", comentó Dean Starkman, ex periodista del WSJ que escribe ahora para el Columbia Journalism Review. " En el plano comercial, estoy con la mayoría de escépticos que piensan que esto va a perjudicar a los dos diarios".

La exclusiva tienda Bergdorf Goodman, uno de los principales clientes publicitarios del NYT, dijo que pondrá avisos en la nueva sección del WSJ. " Veremos qué sucede", expresó la ejecutiva de la tienda Ginger Reeder. " Siempre buscamos formas nuevas de llegar a nuestros clientes".

No está claro si Bergdorf reducirá la publicidad que coloca en el Times.

El presidente y gerente general del Times Scott Heekin-Canedy dijo que varios prominentes avisadores le han dicho que sus publicidades en el Journal no implican que reducirán sus avisos en el NYT.

" No vamos a entrar en una guerra de tarifas", aseguró.

News Corp., la empresa de Murdoch, dijo que el magnate de 79 años no estaba disponible para entrevistas. Murdoch ha dicho que se propone explotar su imperio periodístico para combatir lo que considera una tendencia izquierdista de los medios masivos de prensa estadounidenses.

En una presentación el mes pasado, Murdoch sostuvo que, " en su afán por conseguir premios de periodismo y reputación a nivel nacional, un cierto diario de Nueva York ha dejado de cubrir la ciudad como lo hacía antes".

Darle pelea al Times fue el objetivo que tuvo Murdoch desde que News Corp. compró el Journal y su subsidiaria Dow Jones en 5,000 millones de dólares en el 2007.

Desde entonces trató de conseguir nuevos lectores rehaciendo la primera plana. El año pasado desplazó a USA Today del primer lugar en la lista de diarios más vendidos de Estados Unidos.

El nuevo Journal publica ahora fotos de colores y noticias que trascienden el ámbito financiero. Un ejemplar reciente incluyó una foto del volcán de Islandia que paralizó el tráfico aéreo en Europa.

Murdoch está acostumbrado a emprenderla contra grandes instituciones de la prensa mundial.

Luego de comprar el Times de Londres en 1981, le sacó lectores al Daily Telegraph reduciendo significativamente las tarifas de suscripción y apelando a rifas y a cupones.

El propietario del Telegraph Conrad Black, hoy preso por fraude, dijo en un correo electrónico desde la cárcel que al NYT le costará "enfrentar las políticas de reducción de precios y los derroches" de dinero que se puede esperar de Murdoch.

Como dueño del New York Post, Murdoch se mostró dispuesto a reducir precios y perder decenas de millones de dólares para tratar de debilitar a su rival, el New York Daily News.

Los colaboradores de Murdoch han sido acusados de recurrir a algo más que recortes de precios y promociones.

Una subsidiaria de News Corp., News America, que imprime cupones y avisos de tiendas de comestibles y es dirigida por el editor del New York Post Paul Carlucci, aceptó en enero pagar 500 millones de dólares para resolver una demanda de Valassis Communications. Valassis acusó a News America de exigir a sus clientes que hagan publicidad solo con ese empresa.

News Corp. está ofreciendo descuentos para quienes coloquen avisos en el Journal y el Post, y puede combinar esas publicidades con avisos en otros medios de su propiedad, como las repetidoras locales de Fox TV. El Times no puede ofrecer incentivos de ese tipo ya que no tiene otros productos.

La batalla entre estos dos gigantes se produce en momentos de crisis para los diarios, que ven cómo la publicidad emigra hacia la internet. Sus portales, no obstante, no generan los mismos ingresos que generaban antes las ediciones impresas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes