El café pagará la sequía que afecta a Brasil

Brasil está sufriendo una sequía sin precedentes que provocará el primer déficit de producción en cinco años en el mercado mundial de café, del que el país sudamericano es primer productor mundial y exportador.

El déficit de producción será "de al menos 2 millones de sacos" en el periodo 2014-2015, dijo en conferencia de prensa en Londres el director ejecutivo de la Organización Internacional del Café (OIC), el brasileño Roberio Oliveira Silva.

Cada saco tiene 60 kilos.

Las previsiones son atribuibles "en gran parte a la sequía brasileña", precisó el director de la organización que reúne a los países productores y que tiene su sede en la capital británica.

"Incluso con el incremento esperado de la producción colombiana, no preveemos un mercado equilibrado", concluyó Oliveira Silva, al término de la reunión semestral de la OIC.

"Siempre avisamos de que existía un equilibrio demasiado estrecho en el mercado y que cualquier cosa que afectara a la oferta perjudicaría al mercado", recordó.

Oliveira Silva precisó que están a la espera de que las autoridades brasileñas comuniquen las pérdidas exactas en la cosecha para tener una idea más precisa de la escasez que se viene, pero 2014-2015 será la primera temporada de déficit en el mercado tras cuatro de excedentes.

Colombia, cuarto productor mundial, tuvo en 2013 una cosecha de 10.900 millones de sacos, un 41% superior a la de 2012, según datos de la Federación de Cafeteros del país, gracias a un programa de renovación de los cafetales.

Brasil es el primer productor y exportador mundial y ha vivido en enero y febrero su peor sequía en décadas.

El estado brasileño de Minas Gerais (sureste), donde están la mayoría de los cultivos cafetaleros del país, se vio particularmente afectado por este tiempo anormalmente seco, justo en plena maduración de los frutos, que se cosecharán a partir de abril.

Los analistas han empezado a revisar sus previones para la próxima cosecha -el ICO dijo que esperaría datos de Brasil para pronunciarse. El gabinete F.O.Licht recortó un 15% su previsión y estimó que la cosecha será de unos 48 millones de sacos.

"Parece una sequía casi sin precedentes. Hemos mirado los datos hasta los años 1950 y no podemos encontrar dos meses como esos", dijo en la conferencia de prensa Peter Baker, especialista en cambio climático y materias primas agrícolas de CABI, una organización no gubernamental que asesora a la OIC.

"No puedo recordar una sequía similar afectando a tanto café", insistió Baker. La sequía "está encogiendo las bayas, no se llenan. Enero y febrero son particularmente importantes para que las bayas se llenen y crezcan bien".

La escasez coincidirá con un periodo de expansión de la demanda, con un crecimiento estimada de 2,4% en 2013, según Mauricio Galindo, jefe de operaciones de la OIC.

Las perspectivas de escasez en el mercado ha hecho que los precios se hayan disparado y que la variedad de arábica -que supone dos tercios de la producción brasileña- haya alcanzado esta semana sus precios más altos en dos años.

El precio superó los 2 dólares la libra en Nueva York, mientras el robusta, que se cotiza en Londres, alcanzó los 2.136 dólares la tonelada, su valor más alto en casi un año.

"Los mercados esperan claramente un déficit de la oferta y un aumento adicional de los precios", estimó Commerzbank en su boletín de análisis.

En menor medida, el azucar se verá también afectado por el calor brasileño y el jueves alcanzó su precio más alto en cuatro meses al situarse en 490 dólares la tonelada en Londres y 18,47 centavos la libra en Nueva York.

al.zm

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes