La cancelación del nuevo aeropuerto debilita imagen internacional de México

La cancelación del nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) tras una polémica consulta ciudadana perjudica la imagen internacional del país que hoy mismo se resintió con una fuerte depreciación del peso y la caída de los bonos gubernamentales.

"No solamente son los contratos directos de las licitaciones. Es la política pública que México, como Estado, está mandando al mundo. ¿Cómo comunica al mundo que los proyectos de largo plazo pueden interrumpirse a mitad del camino? Eso nos parece grave", dijo hoy el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

Con un 70 % de los votos ganó en la consulta la opción del mandatario electo, Andrés Manuel López Obrador, consistente en aprovechar el actual aeropuerto capitalino, muy saturado, y combinarlo con operaciones en el de Toluca y la base aérea militar de Santa Lucía.

De esta manera se cancela el NAIM en Texcoco, la obra estrella de la Administración de Enrique Peña Nieto (2012-2018), de 13.300 millones de dólares y con alrededor del 30 % de avance.

No obstante, la consulta estuvo plagada de acusaciones sobre su legitimidad, al no contar con observadores independientes y tras fallas en el sistema de registro, que permitió votar más de una vez, tal y como demostraron medios locales.

Poco después de conocer los resultados, la patronal mexicana arremetió duramente contra el proceso impulsado por López Obrador que por el contrario lo calificó de "democrático" y de terminar con la corrupción por sentar las bases de un "cambio de régimen".

Si bien defendió el derecho a consultar directamente al pueblo, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, afirmó que el proceso careció de "legitimidad legal y validez estadística".

Llegó a decir que la cancelación suponía un "paso al abismo".

La ola de reacciones contrarias se ha ido extendiendo hoy entre la patronal y parte de la ciudadanía. En la consulta solo votaron cerca de 1,1 millones de personas, el 1,23 % de los 89 millones de votantes registrados en el Instituto Nacional Electoral (INE).

"El nuevo Gobierno pierde la oportunidad de proyectarse ante el mundo", opinó a Efe el especialista en Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey, Manuel Valencia.

Para Valencia, la nueva terminal permitía no solo dar la "bienvenida" a visitantes sino abrir la puerta a la "inversión y al desarrollo", demostrando que el país está en el siglo XXI.

Además, recordó que países parecidos a México a nivel socioeconómico, como Turquía, apostaron por grandes proyectos en infraestructura.

En Estambul se inauguró este lunes una gigante obra que aspira a convertirse en 2028, con 200 millones de pasajeros, en el mayor aeropuerto del mundo.

En una multitudinaria rueda de prensa, López Obrador aseguró hoy que quedarán a "salvo los intereses de las empresas y los inversionistas" y explicó que se buscará "llegar a arreglos" o trasladar contratos a la nueva obra.

Pese a este mensaje de calma, la decisión ya ha traspasado las fronteras mexicanas.

"La comunidad binacional de negocios representada por la Cámara de Comercio Americana en México (Amcham) ve con gran preocupación el anuncio de la cancelación", destacó este organismo que agrupa unas 1.400 empresas que aportan cerca del 70 % de inversión extranjera directa de México.

En un comunicado, la Cámara señaló que la consulta no cuenta con la "representatividad necesaria".

Asimismo, el banco suizo UBS alertó que el nuevo Gobierno de López Obrador podría utilizar las consultas como una manera de extender su mandato más allá de los seis años, o incluso manejar las reservas del Banco de México, que funciona de manera independiente.

La suspensión de esta magna obra también ha impactado fuertemente en el tipo de cambio. Hoy el dólar se apreciaba un 3,24 % frente al peso mexicano.

La divisa mexicana se cotizó por arriba de la 20 unidades por dólar, un valor al que no llegaba desde el 2 de julio de 2018, un día después de que López Obrador ganara la Presidencia de México.

Según comentó a Efe la directora de análisis de Banco Base, Gabriela Siller, la decisión "no ortodoxa" de cancelar el aeropuerto por una consulta representa "un mayor riesgo e incertidumbre" para la economía mexicana a "corto, mediano y largo plazo".

"Los efectos no serán solo en el tipo de cambio" sino también en la inversión fija y en los bonos gubernamentales, que hoy subieron 37 puntos bases hasta alcanzar un nivel de 8,72 %, no visto desde septiembre de 2009, indicó.

El Grupo Aeroportuario de Ciudad de México (GACM), concesionario de las obras, informó que la construcción del nuevo aeropuerto seguirá adelante hasta el día 30 de noviembre, cuando concluye el mandato del presidente saliente, Enrique Peña Nieto.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes