La cautela del consumidor golpea a Walmart en el primer semestre

Nueva York, ( EFE). La cautela de los consumidores a nivel mundial y específicamente en Estados Unidos, donde han tenido que recortar el gasto tras las subidas de impuestos, golpeó al gigante minorista Walmart en el primer semestre del año, cuando su beneficio neto se elevó un mínimo 1,2 %.

La mayor cadena de grandes superficies del mundo, con sede en Bentonville (Arkansas), obtuvo entre febrero y julio pasados unas ganancias de 7.853 millones de dólares (2,38 dólares por acción), levemente por encima de los 7.758 millones (2,27 dólares por título) del mismo semestre del año anterior.

Los ingresos de Walmart -una de las treinta empresas que compone el índice Dow Jones de Industriales- subieron otro leve 1,7 % hasta alcanzar los 231.132 millones de dólares, al tiempo que sus costes subieron casi en la misma proporción, el 1,6 %, hasta situarse en los 173.482 millones.

"Nuestras ventas netas y en las tiendas en Estados Unidos con un año de antigüedad quedaron por debajo de nuestras expectativas", reconoció al presentar estos resultados el presidente y consejero delegado de la multinacional, Mike Duke, quien atribuyó los números al "desafiante mercado minorista en la mayor parte de los mercados".

Por lo que se refiere a los resultados del segundo trimestre, a los que más atención prestaban hoy los analistas estadounidenses, Walmart ganó 4.069 millones de dólares (1,24 dólares por acción), el 1,3 % más que los 4.016 millones (1,18 dólares por título) del mismo trimestre de 2012.

En ese periodo, la facturación de la cadena minorista subió el 2,3 % hasta alcanzar los 116.945 millones, al tiempo que sus costes ascendieron el 2,1 %, hasta los 87.455 millones.

Las ventas en los establecimientos de Walmart en Estados Unidos con más de un año de antigüedad, una de las variables a las que más atención prestan los expertos, cayeron en ese periodo un 0,3 %, frente al aumento del 1 % que se preveía, excluyendo los carburantes.

El director de Walmart en EE.UU., Bill Simon, reconoció estar "decepcionado" por el dato y recordó que los consumidores estadounidenses, principalmente el segmento de la población que más compra en sus tiendas, han recortado su gasto tras el aumento del 2 % de los impuestos sobre la nómina que entraron en vigor en enero.

"Además, también esperábamos un aumento en el nivel de los precios de los alimentos, que no se materializó de una forma notable", añadió Simon, quien sin embargo celebró las ventas de las áreas de hogar y ropa.

La empresa también hizo hincapié en los resultados de Sam's Club, la división de tiendas especializadas en el negocio mayorista de Walmart, que se anotó un aumento de ventas del 1,7 % en el segundo trimestre, aunque esa unidad sigue enfrentándose a la competencia de otras cadenas como Costco.

La debilidad de los ingresos de Walmart en el segundo trimestre no se limitó a Estados Unidos y también quedó de manifiesto en su negocio internacional, puesto que, si bien sus ingresos netos subieron el 2,9 %, su beneficio operativo cayó el 1,3 % hasta situarse en los 1.465 millones de dólares.

"En todos nuestros mercados internacionales, el crecimiento del gasto de los consumidores está bajo presión", dijo el responsable del área internacional de Walmart, Doug McMillon, quien añadió que tanto en los mercados emergentes como en los desarrollados, los consumidores redujeron el gasto.

Todo ello llevó a la compañía a rebajar sus pronósticos de beneficio para el conjunto de su ejercicio fiscal, de forma que ahora calcula que obtendrá un beneficio neto por acción de entre 5,1 y 5,3 dólares por acción, frente a la horquilla de entre 5,2 y 5,4 dólares que preveía anteriormente.

Esos resultados no eran bien recibidos entre los inversores y hacia el ecuador de la sesión en la bolsa de Nueva York las acciones de Walmart bajaban el 2,42 % ó 1,84 dólares para cambiarse por 74,56 dólares cada una, aunque desde enero acumulan una subida del 9,23 %.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes