El cambio climático tendrá un costo importante en economía de EEUU

Estados Unidos afrontará costos económicos importantes a raíz del cambio climático, que incluyen pérdidas masivas de propiedades por el aumento del nivel de los océanos en algunas zonas y caídas en los rendimientos de cosechas, revela un informe bipartidista este miércoles.

El documento, titulado "Negocio riesgoso", respaldado por los exsecretarios del Tesoro Henry Paulson y Robert Rubin y otros, señala que el costo de postergar una política estadounidense sobre el calentamiento global variará según la región.

Basándose en las tendencias actuales, entre 66.000 millones de dólares y 106.000 millones de dólares en propiedades sobre la costa van a quedar sumergidas hacia 2050, pérdidas que pueden ascender a 507.000 millones hacia 2100, señaló el informe. Los peores pronósticos son para la costa este y la costa del Golfo de México.

Además, calores más extremos incidirán en la economía. Hacia mediados del siglo, el estadounidense promedio vivirá entre 27 y 90 días por encima de 35ºC cada año, dos o tres veces más que el promedio de los últimos 30 años.

Este cambio tendrá impacto en la productividad en la construcción, la agricultura y otras actividades al aire libre. El impacto será peor en el suroeste, sureste y zonas norte del Medio Oeste, donde explotará la demanda de aire acondicionado.

Días más calurosos también podrían tener un impacto en el rendimiento anual de entre 50 y 70% de las cosechas de maíz, algodón, soja y trigo en el sureste, las Grandes Llanuras, y el Medio Oeste sobre todo, según el documento.

El impacto podría afectar sobre todo a los pequeños productores, según el documento, presentado por Paulson y el exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y el multimillonario activista Thomas Steyer.

"Las empresas estadounidenses deberían tener un papel activo ayudando al sector público a determinar cuál es la mejor forma de reaccionar ante los riesgos y costos planteados por el calentamiento global, y cómo definir las reglas que harán avanzar al país en una nueva y sostenible dirección", señala el texto.

El informe pidió que se implementara una política nacional más estricta para recortar las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse al calentamiento global. Pero no mencionó ninguna propuesta específica o debate sobre los aspectos controvertidos como el oleoducto Keystone.



Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes