Más construcción en EU; mayores precios mayoristas

WASHINGTON (AP). La construcción residencial creció inesperadamente de forma notable en febrero en todas las zonas de Estados Unidos salvo en la occidental.

El Departamento de Comercio informó hoy martes que la construcción de nuevas casa monofamiliares y apartamentos creció en febrero un 22,2% frente a enero, a un ritmo anual de 583,000 unidades.

Mientras tanto, el Departamento del Trabajo dijo que los precios al por mayor subieron un 0,1% en febrero, ya que la notable baja en el precio de los alimentos compensó el segundo aumento mensual de los precios energéticos.

Mientras que el aumento en la construcción residencial contrastó con la continuada baja pronosticada por los economistas, el repunte seguramente será revisado y considerado un avance temporal ante los persistentes problemas que sufre el sector.

Incluso con este aumento, la industria de la construcción sigue estando un 47,3% por debajo de los niveles de hace un año. El salto de febrero fue encabezado por la construcción de apartamentos, que puede y suele variar mucho de mes a mes.

Todas las áreas del país se beneficiaron del aumento en febrero, salvo la parte occidental, la más afectada por la presente contracción del sector.

El aumento del 0,1% de precios al por mayor fue muy inferior al 0,8% de enero y menor que el 0,4% pronosticado por los economistas. En comparación a los de hace un año, los precios mayoristas han bajado un 1,3%.

La inflación subyacente, que el incluye la energía y los alimentos, subió en febrero un 0,2%, frente al avance del 0,1% pronosticado por los economistas. La inflación subyacente subió en febrero un 0,4%.

A mediados del año pasado, la Reserva Federal comenzó a temer que el repunte de los precios energéticos podría propagarse a otras áreas de la economía y que situara el nivel de la inflación en niveles inaceptables. Empero, tras estallar la crisis financiera en el tercer trimestre, la Fed dio marcha atrás y pasó a combatir con todos sus medios la recesión agravada sin que se advierta indicio alguno de inflación.

El miércoles, la Fed seguramente indicará que mantendrá su tasa básica en casi cero mientras sea necesario y que utilizará otros medios extraordinarios para reactivar la economía.

La Fed necesita estar centrada en activar la paupérrima economía estadounidense, presa del miedo en el gasto consumidor y la congelación en el sector crediticio, porque la presión inflacionaria seguramente permanecerá baja ante los despidos generalizados que han deprimido las demandas salariales.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes