No creen que ataques en Mumbai afecte economía

MUMBAI, India(AP). Los ataques terroristas que estremecieron la capital financiera de la India pueden causar una baja en las acciones, reducir el turismo y desacelerar nuevas inversiones, pero muy difícilmente causen daño a largo plazo en la economía de la nación, dijeron el jueves analistas y empresarios.

"Este es un desafío para que el gobierno mantenga la ley y el orden en el país", dijo Takahira Ogawa, director de evaluaciones de países de Standard & Poor's en Singapur. "En esta etapa, no creo que tenga un gran impacto en la macroeconomía o en la posición fiscal del gobierno", añadió.

Presuntos milicianos musulmanes atacaron el miércoles en la noche al menos 10 puntos de la capital financiera de la India y causaron más de 100 muertos.

Los ataques ocurren cuando India intenta contener las consecuencias de una devastadora crisis económica mundial.

Inversionistas extranjeros ya han retirado 13.500 millones de dólares del mercado de valores de la India en lo que va del año. El índice Sensex de acciones preferidas bajó un 57%, y la rupia se ha devaluado drásticamente. La liquidez ha disminuido, el crecimiento económico se ha contraído, y los consumidores están gastando menos dinero.

Los ataques "son un desafío al resurgimiento económico de la India", dijo Habil Khorakiwala, presidente de Wockhardt, una empresa farmacéutica india.

Las acciones terroristas, "intentan crear pánico y destruir la confianza de los inversionistas", señaló Khorakiwala en un comunicado. "Esta guerra debe ser librada de manera conjunta, a fin de proteger la seguridad del pueblo indio, lograr el renacer económico, y conseguir el crecimiento de la nación india".

Un grupo de milicianos islámicos hasta ahora desconocido se adjudicó la responsabilidad por la matanza, que se sumó a la serie de ataques terroristas que ha sufrido la India en los últimos tres años y que ha empañado la imagen de un país industrial que avanza hacia la prosperidad.

Los milicianos intentaron castigar a los occidentales, y atacaron dos sitios: el lujoso hotel Oberoi y el histórico hotel Taj Mahal, centros simbólicos de la clase financiera de Mumbai.

Apenas la semana pasada, el ex secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger se reunió en el hotel Taj con altos ejecutivos de Goldman Sachs y del Grupo Tata para dialogar sobre la política norteamericana.

El jueves, ese ala del edificio estaba en llamas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes