Lo peor de la crisis ya pasó en México, asegura Cordero

NACIONES UNIDAS (AP). El secretario general de la ONU dijo hoy miércoles que el impacto de la crisis financiera global podría durar años, pero el ministro de Desarrollo Social mexicano aseguró que "lo peor ya pasó" y que los datos económicos recientes son alentadores, tanto en Méxio como en Estados Unidos.

"Lo peor ya pasó en abril y un pedazo de mayo. Los datos empiezan a ser un poco menos malos y un poco más alentadores", señaló Ernesto Cordero a un grupo de periodistas durante la cumbre de la crisis financiera global que se celebra estos días en la sede de la ONU en Nueva York.

Citando datos de organismos internacionales, el ministro dijo que la peor etapa fue la del segundo trimestre de este año, mientras que mejores datos surgirán en el tercer trimestre para ya probablemente reportar crecimiento en el último trimestre de este año o el primero del año siguiente.

Cordero citó como datos positivos los indicadores de construcción de vivienda nueva y el hecho de que la caída de la producción industrial se ha detenido, tanto en Estados Unidos como en México.

"Pero hay que estar muy atentos, no se puede bajar la guardia. Al revés, hay que tomar todas las medidas que sean necesarias", explicó.

Unas horas antes el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró que las noticias de estabilización financiera que se oyen en algunos países son sólo "meras señales" y que para la mayoría de naciones no hay pruebas de recuperación aún.

"El verdadero impacto de la crisis podría durar años", dijo Ki-moon, que señaló que millones de familias son empujadas a la pobreza y que 50 millones de puestos de trabajo podría perderse tan sólo en este año.

Ki-moon dijo en el día de inauguración de la cumbre que casi mil millones de personas en el mundo se van hambrientas a la cama cada noche y que demasiados niños mueren de enfermedades que pueden prevenirse. El secretario general dijo que es necesario conseguir datos reales sobre el impacto de la crisis en los más pobres, mantener los compromisos globales para ayudar a los más desafortunados a salir de la pobreza y trabajar para reformar a los organismos internacionales.

Antes de hablar ante la asamblea, Cordero señaló que la situación económica de México es consecuencia de la situación económica mundial y que "se necesita un nuevo esquema de cooperación internacional". El 2009 ha sido un año especialmente duro para México debido a la propagación del virus de la gripe porcina y la violencia generada por los carteles de drogas que ha golpeado la frontera con Estados Unidos.

La cumbre, que durará tres días, ha reunido a representantes de 126 naciones para analizar los problemas generados por la crisis financiera y buscar soluciones, sobre todo para los países en vías de desarrollo más afectados por la desaceleración global. Diez de los 14 líderes de naciones que llegarán a Nueva York para participar en la cumbre son latinoamericanos y caribeños, incluidos los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Ecuador, Rafael Correa, que hablarán el jueves.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes