El crudo tambaleante podría herir la revolución de Chávez

Bogotá(AP). El presidente de Venezuela se regodea por la crisis global del capitalismo y de alguna forma se comporta como si su proyecto socialista fuera inmune a esos temblores del mercado.

Sin embargo, con los precios del petróleo a la mitad de lo que estaban en julio, el venezolano Hugo Chávez quizá deba cortar los gastos de la chequera diplomática que le ayudó a sostener sus ambiciones regionales.

Pero, ¿será que Chávez se verá forzado a reducir las ayudas que entrega a los pobres, a achicar la abultada nómina burocrática de su país y a conquistar a los inversionistas extranjeros que apartó?

Las opiniones varían.

"Este país se encamina a la crisis", pronosticó Domingo Maza Zavala, ex presidente del Banco Central de Venezuela.

Pero algunos economistas afirman que Venezuela la ha pasado peor antes.

Por ahora, al menos, Chávez muestra pocas señales de preocupación.

-- El presidente prevé aumentar el gasto público en 22% el año entrante a unos 79,000 millones de dólares, casi triplicando el presupuesto venezolano desde 2004. Ese aumento se da después de que sobrepasó el volumen de gastos de este año en al menos 30%.

-- La estatal petrolera venezolana ha aumentado este año en 11,000 trabajadores su nómina de empleados, ya considerada por algunos como excesiva, para llegar a 70,400 personas.

-- Los militares afirmaron esta semana que comprarán decenas de tanques rusos, elevando a más de 4,000 millones de dólares las compras de armas a Moscú.

-- El gobierno de Chávez ahora anuncia que planea reducir el horario de trabajo diario de ocho a seis horas, lo que algunos críticos indican que será una dificultad para el sector privado en estos tiempos difíciles.

"Tenemos capacidad de resistir esta crisis", dijo Chávez el jueves en un discurso desde el palacio de gobierno. Agregó, sin embargo, que la situación no era para "cantar victoria", que el gobierno revisaría todos sus gastos y que había que "cuidar cada centavo".

El ministro de Hacienda, Alí Rodríguez, afirmó este mes que los esfuerzos por cortar los gastos son inevitables, pero los únicos que mencionó fue retirar de las calles las camionetas deportivas oficiales que usan funcionarios del gobierno, reducir las cuentas de teléfonos celulares y realizar menos fiestas extravagantes.

Los precios del petróleo bajaban cuando el ministro Rodríguez hizo sus declaraciones, pero no a los niveles que alcanzaron el viernes: 68 dólares por barril.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes