Las economías europeas temblequean

PARIS (AFP). La tormenta económica proseguía imbatible el lunes con nuevas advertencias de recesión, malos resultados empresariales y masivas supresiones de empleos, y aunque un enorme plan de estímulo económico en China impulsó inicialmente a las bolsas, al final del día comenzaron a ceder sus ganancias.

Mientras abundan nuevas evidencias de la desaceleración económica, el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, se prepara para debatir la crisis financiera con el presidente saliente, George W. Bush.

La Reserva Federal (Fed) y el departamento del Tesoro estadounidense anunciaron que elevarán dramáticamente la ayuda federal a la aseguradora AIG, de 85,000 millones de dólares a más de 150,000 millones.

Fannie Mae, el gigante de la refinanciación inmobiliaria estadounidense actualmente bajo protección estatal, anunció por su lado una colosal pérdida en el tercer trimestre de 28,990 millones de dólares, y la empresa estadounidense de venta de artículos electrónicos Circuit City se acogió bajo la ley de quiebras.

El gigante de la logística alemán, Deutsche Post, anunció que eliminará 9,500 puestos de trabajo al poner fin a sus actividades de correo privado exprés (DHL) en Estados Unidos, que genera fuertes pérdidas, y que se suman a los 5,400 empleos suprimidos desde comienzos de año.

La producción industrial en Francia también cayó un 0,5% en septiembre en relación a agosto, que había mostrado a su vez un retroceso de 0,4%.

El presidente del Eurogrupo y primer ministro de Luxemburgo, Jean Claude Juncker, dijo ser favorable a adoptar medidas "coordinadas" entre Estados europeos para ayudar al sector automovilístico.

"Estados Unidos se apresta a apoyar con aportes públicos a su sector automovilístico. No podemos ignorar lo que hacen los estadounidenses. No podemos aceptar una situación en la cual el sector automovilístico europeo desaparecería del escenario mundial", afirmó Juncker.

La producción industrial italiana se hundió un 2,1% en septiembre en relación a agosto, la mayor caída en un mes en una década, según datos oficiales divulgados el lunes.

La producción de la industria automovilística, un motor de la actividad económica en Francia, fue particularmente afectada, y se hundió un 3,1%, según la agencia nacional de estadísticas.

Los pedidos de bienes de equipamiento en Japón cayeron a su menor ritmo en una década (-10,4%) en los tres meses que culminaron en septiembre, mientras la economía se halla al borde de la recesión, indicaron cifras oficiales.

La Bolsa de Nueva York abrió el lunes con sólidas alzas, sostenida por el amplio plan de reactivación anunciado por China para estimular su economía, pero a las 17H20 GMT, el Dow Jones perdía 0,14% y el Nasdaq 0,54%.

La Bolsa de Londres ganó un 0,89% al cierre, Fráncfort un 1,76%, París un 1,06%. Madrid, en cambio, perdió un 0,53%.

En la región Asia-Pacífico, la mayoría de las plazas bursátiles aplaudieron con alzas espectaculares el anuncio de China de inyectar 586,000 millones de dólares (455,000 millones de euros) para reactivar la economía y alentar el consumo doméstico frente a la baja de las exportaciones debida a la crisis financiera mundial.

La bolsa de Shanghai que terminó la sesión al alza del 7,27%, Tokio aumentó 5,81%, Hong Kong 3,5% y Bombay 5,7%. La Bolsa de Seúl subió 1,6%, Sidney 1,4%, Nueva Zelanda 1,66%, Singapur 1,16% y Bangkok 1,59%.

El Grupo de las Veinte mayores naciones emergentes y desarrolladas (G20) prometió en tanto el domingo adoptar "todas las medidas necesarias" para estimular la alicaída confianza en los mercados y otorgar mayor voz a los países en desarrollo en los asuntos financieros mundiales.

La reunión de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20 en Sao Paulo indicó que existe un consenso para realizar grandes reformas del sistema financiero internacional, devastado por una crisis crediticia.

El encuentro preparó el camino para la cumbre del G20 el 15 de noviembre en Washington, convocada por Bush, para hallar respuestas a la crisis financiera.

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, llamó a crear "un nuevo orden" económico mundial, que dé prioridad "al ser humano y no a la especulación financiera", tras ser recibido este lunes en Roma por el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano.

Bush tiene previsto reunirse este lunes con Obama en la Casa Blanca, y la crisis económica mundial e Irak estarán al tope de la agenda en su primer encuentro cara a cara desde las elecciones del martes pasado.

Obama reemplazará a Bush el 20 de enero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes