El ejército chino lanza serias advertencias a manifestantes en Hong Kong

El ejército chino lanzó dos serias advertencias a los manifestantes prodemocracia en Hong Kong, mediante un video que muestra su extenso arsenal antidisturbios y un duro discurso del comandante militar en jefe en la excolonia.

El video de tres minutos, colgado en línea por la guarnición del Ejército Popular de Liberación con sede en Hong Kong, es acompañado de una leyenda en la que los militares expresan su "confianza" y "capacidad" para mantener la seguridad en el territorio semiautónomo.

Las imágenes muestran el uso de tanques, porras, gases y chorros de agua contra manifestantes que acaban esposados, en advertencia a quienes desafían desde hace dos meses en las calles de Hong Kong al gobierno pro-Pekín. También incluyen imágenes de tropas antiterroristas en acción.

"Deberán asumir todas las consecuencias" advierte un militar por altavoz.

Los soldados están equipados con cascos, escudos y porras. Se les ve extender barricadas de alambre de púas y lanzar lo que parece ser gas lacrimógeno contra los manifestantes.

Los militares enarbolan una banderola roja que dice: "Advertencia: dejen de atacar o utilizaremos la fuerza".

La secuencia termina con los soldados escoltando a manifestantes con las manos esposadas a la espalda hacia zonas descritas por letreros como "lugares de detención".

El video fue difundido el mismo día en que decenas de personas comparecieron ante la justicia en Hong Kong, acusados de haber participado en disturbios durante manifestaciones el pasado fin de semana.

La excolonia británica, devuelta a China en 1997, está bajo tensión desde inicios de junio con gigantescas manifestaciones pacíficas en rechazo a un proyecto de ley que autoriza extradiciones a China, presentado por el gobierno local favorable a Pekín.

El proyecto fue suspendido pero el movimiento se amplió para rechazar la influencia de Pekín y una reducción de las libertades en Hong Kong.

El gobierno chino renovó el lunes su apoyo a la jefa del ejecutivo hongkonés Carrie Lam y a la policía local, y pidió "restablecer el orden rápidamente" en este centro neurálgico de las finanzas internacionales.

Hasta ahora, el ejército chino se había mostrado discreto ante los alborotos en el territorio autónomo.

El comandante en jefe de la guarnición, Chen Daoxiang, lanzó un mensaje duro, con motivo de una recepción para conmemorar el 92º aniversario del Ejército rojo, el predecesor de las actuales Fuerzas Armadas.

"Se han producido una serie de incidentes de extrema violencia, que han causado un daño considerable a la prosperidad y a la estabilidad de Hong Kong y que amenazan gravemente la prosperidad y estabilidad de Hong Kong", dijo.


Esa violencia es "absolutamente intolerable", dijo el responsable militar en presencia de la jefa de gobierno de Hong Kong.

Decenas de personas comparecieron ante la justicia este jueves, acusadas de haber participado en "disturbios" durante las manifestaciones del pasado fin de semana.

Pekín ya advirtió hace una semana que el ejército está listo para ser desplegado en las calles de Hong Kong si así lo solicitan las autoridades locales.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes