Los estadounidenses en el paro superan los 5 millones

WASHINGTON (AP). Los nuevos reclamos de beneficios por seguro de desempleo aumentaron la semana pasada más de lo pronosticado y el número de cesados que siguen recibiendo esas prestaciones superó 5,1 millones, nueva prueba de que la recesión sigue empeorando.

El Departamento de Trabajo anunció hoy jueves que los reclamos presentados por primera vez pasaron a 667,000 frente a los 631,000 de la semana anterior. Los analistas había pronosticado sólo un leve salto.

La cifra de 667,000 nuevos reclamos es la peor desde octubre de 1982, aunque la fuerza laboral ha crecido un 50% desde entonces. El promedio de cuatro semanas, que elimina las fluctuaciones, aumentó a 639,000, el mayor nivel en más de 26 años.

Por otra parte, los pedidos en cartera de las fábricas estadounidenses de bienes duraderos retrocedieron un 5,2% en enero, ya que la recesión global redujo la demanda de esos productos tanto en Estados Unidos como el extranjero.

El informe de la situación fabril en Estados Unidos difundido por el Departamento de Comercio indicó que los pedidos en cartera bajaron por sexto mes consecutivo, cifra récord. La marca anterior de cuatro meses consecutivos ocurrió en 1992.

En otro orden, el gobierno anunció que las ventas de viviendas nuevas cayó en enero a un ritmo anual de 309.000 unidades.

El Departamento de Comercio indicó que esas ventas cayeron un 10,2% a un ritmo anual de 309,000 unidades, la peor actuación desde 1963. Aunque los economistas habían pronosticado un ritmo de 330,000 unidades, la cifra superó la marca establecida en septiembre de 1981.

Mientras tanto, el número de personas que recibieron beneficios por seguro de desempleo durante más de una semana aumentó a 5,1 millones, la quinta semana consecutiva que la cifra establece una nueva marca desde 1967, frente a 2,8 millones de personas hace un año.

En proporción a la fuerza laboral, el número de personas que siguen recibiendo beneficios alcanzó su mayor cuantía desde julio de 1983.

Otros 1,4 millones de personas siguen recibiendo beneficios conformo a una prórroga del programa aprobada el año pasado por el Congreso. Con ello, el número de estadounidenses que recibe esos beneficios supera los 6,5 millones de personas.

Hace un año, los reclamos iniciales eran de unos 359,000.

El mercado laboral se ha deteriorado rápidamente en los últimos meses. Las empresas eliminaron casi 600,000 puestos de trabajo en enero, el peor mes desde 1974, lo que situó el desempleo nacional en el 7,6%. Muchos economistas creen que el índice alcanzará el 9% para fines de este año, pese a la aprobación del plan de gastos extraordinarios por 787,000 millones de dólares del presidente Bakar Obama.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes