Los europeos encaran una Navidad austera

LISBOA ( AP). Las calles céntricas de Lisboa suelen relucir en Navidad, pero este año la ciudad ha reducido restado luces y adornos callejeros en el nuevo panorama de austeridad que domina el Viejo Continente.

La austeridad ha quedado reflejada especialmente en la Europa meridional, la más afectada por la crisis, y tanto en Atenas como Madrid han reducido sus luces para ahorrar gastos.

En Lisboa, el concejo municipal ha reducido su presupuesto navideño a 150.000 euros (200.000 dólares) de los 850.000 euros (1.150.000 dólares del año pasado.

La frugalidad ha fomentado el ingenio. Los artistas invitados a embellecer Lisboa han colgado paraguas multicolores con luces intermitentes en la concurrida Plaza Chile. En el resto de la ciudad, los transeúntes reciben adornos de solapa iluminados.

"Con presupuestos más rudimentarios y menores, hemos ofrecido algo diferente para que sonría la gente", dijo Catarina Pestana, que diseñó las luces del paraguas.

En Portugal, las autoridades no solamente han reducido las decoraciones navideñas: El gobierno ha retenido la mitad de las mayoría de las bonificaciones anuales navideñas que pagaba a los funcionarios públicos para ayudar a pagar la enorme deuda soberana del país.

En Atenas, donde ocurrieron mortíferos desórdenes callejeros en protesta contra las medidas de austeridad del gobierno, las autoridades han reducido sus fastuosos gastos de años anteriores.

Las autoridades municipales sostienen que sus gastos con motivo de Navidad y Año Nuevo será un décimo de los del año pasado, unos 200.000 euros (270.000 dólares), lo mismo que gastó el anterior gobierno en el principal árbol de Navidad municipal, incendiado durante los desórdenes de diciembre del 2008.

En España, donde el desempleo supera oficialmente el 21,5%, el ayuntamiento de Madrid ha reducido los gastos festivos, usando algunas de las decoraciones del año pasado en las principales avenidas y usando menos bombillas, El costo total de 2,5 millones de euros (3,35 millones de dólares) ha sido reducido un 15% respecto al año pasado.

Los comercios de Madrid han reducido sus precios en un 50% para atraer compradores e incluso las tiendas de mayor lujo han experimentado la contracción del poder adquisitivo.

"Solamente una persona entró el sábado en la tienda _ ¡tres semanas antes de Navidad!", comentó la anticuaria Dolores Sánchez.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes