La gripe porcina favorece algunos destinos turísticos

EU (AP). El crucero en el cual Zenaida Cervantes compró pasaje debía hacer escala en las aguas cálidas de la llamada Riviera Maya de México, pero el crucero en el que ella viajó finalmente la llevó a Seattle, donde desembarcó en una mañana húmeda, con una temperatura de 10 grados centígrados (50 grados Fahrenheit).

"Queríamos descansar en un sitio cálido", dijo Cervantes, de 61 años, residente de Tijuana, México, a principios de mayo. "Si alguien me hubiera dicho hace ocho días que terminaría desembarcando en Seattle, no lo hubiera creído".

Cuando la epidemia de gripe porcina llegó a su cenit, importantes operadores de cruceros, como Carnival y Royal Caribbean Cruises, desesperados por evitar enfermedades entre los pasajeros y temiendo pérdidas, decidieron cambiar la ruta de sus barcos a México hasta mediados de junio.

Por lo tanto, aún cuando el temor a contraer la gripe porcina ha disminuido, pasajeros como Cervantes, que buscaban un sol radiante y un clima cálido, han terminado en San Francisco, Seattle y Victoria, en la Columbia Británica, Canadá: ciudades más famosas por su niebla y su humedad incómoda, que por los cielos azules y las playas doradas.

Las empresas de cruceros están compensando a los pasajeros por ese cambio de planes ofreciendo reembolsos o vales para cruceros futuros.

Los pasajeros también tenían la opción de quedarse en sus hogares y recibir un reembolso completo del pasaje, pero la mayoría de los pasajeros han optado por viajar cuando tenían planeado, dijeron las líneas de navegación.

Eso ha servido para que los nuevos lugares de destino se beneficien ampliamente.

En San Francisco, se han registrado 16 desembarcos adicionales de cruceros gracias a la gripe porcina en México. Eso acrecentará el tráfico portuario un 31% y traerá 49.000 nuevos visitantes, dijo Michael Nerney, gerente de mercadeo marítimo en San Francisco. Cada desembarco puede significar un millón de dólares en ventas para los negocios de la ciudad.

"Esto es muy inusual, realmente sorprendente, ya que las empresas programan sus recorridos con una antelación de entre 12 y 18 meses. Y es muy raro que hagan cambios incluso menores", señaló Nerney.

La gran cantidad de puertos alternativos en el Caribe facilitan el cambio de destino.

En lugar de Cozumel en México, las empresas eligen Ocho Ríos o Montego Bay en Jamaica, Nassau o Freeport en las Bahamas, Saint Thomas, en las Islas Vírgenes, Saint Maarten, Cayo Hueso, en la Florida, o las islas Caimán o Turcos y Caicos.

Bahamas espera regocijada los barcos desviados. La aduana recibe 15 dólares por cada pasajero y los restaurantes y comercios que dependen del turismo también se benefician, indicó el ministro de turismo Vincent Vanderpool-Wallace.

Los beneficios serán seguramente pasajeros ya que el brote no parece tan severo.

"Es un auge que durará poco y que ya puede estar empezando a disiparse", expresó Michael McCall, experto en turismo de la Universidad Cornell.

Jan Freitag, vicepresidente de Smith Travel Research, destacó que, además de la gripe porcina, la industria turística mexicana se ha visto afectada por la violencia del narcotráfico en los estados fronterizos con Estados Unidos. Pero acotó que no ha notado una disminución en el flujo de personas que vienen en viajes de negocios y que cree que le gripe tendrá un impacto mínimo en el turismo, siempre y cuando el brote no cobre fuerza.

Los hoteles dicen que mucha gente está cancelando sus reservas. La cadena de Ritz-Carlton y Four Seasons Hotel and Resorts dijeron que casi todas las personas que habían reservado habitaciones en dos de sus centros turísticos de México para fines de abril y principios de mayo pospusieron sus viajes un par de meses. Starwood Hotels & Resorts pronostica que la gripe le costará entre 4 y 5 millones de dólares, pero que espera recuperar ese dinero con las reservas que hagan esas personas en otros hoteles de su cadena.

Michael Crye, vicepresidente de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, cuestionó el que las autoridades sanitarias estadounidenses insistan en recomendar que se suspenda todo viaje que no es esencial a México. Sostuvo que genera grandes perjuicios y es innecesaria, pues la gripe se ha hecho sentir con más fuerza en el interior, no en las playas, y la temporada de gripes ya casi terminó.

Crye afirmó que en los cruceros se toman medidas para asegurarse de que no se propagan enfermedades.

"Uno corre probablemente menos riesgos en nuestros destinos turísticos que en ningún otro sitio público", declaró.

Eric Brey, director del Center for Resort and Hospitality Business de la Universidad de Memphis, pronosticó que los turistas seguramente regresarán pronto a México.

"Al margen de lo que suceda este verano, no creo que esto tenga muchas consecuencias", dijo Brey.

En Charlotte Amalie, pueblo de St. Thomas, una isla caribeña que ha sido muy golpeada por la recesión, la semana pasada hubo bastante movimiento de taxis.

"(La gripe porcina) Ha sido algo bueno para nosotros", comentó Edward Thomas, director ejecutivo de la West Indian Company Dock.

Pese a la falta de sol, Cervantes, su esposo y millares de otros pasajeros que terminaron recorriendo la costa del Pacífico y ciudades del noroeste estadounidense, disfrutaron de Seattle, de sus negocios y boutiques.

"Creímos que todos luciríamos nuestros pantaloncitos de baño o bikinis", dijo Philipe Tabet, dueño de un restaurante de Albuquerque, Nuevo México, que viajó con su esposa. "Tuvimos que empacar ropa algo diferente. Eso fue todo".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes