La historia indica que sería buen momento de invertir en el Dow

NUEVA YORK (AP). Una de las rachas alcistas más rápidas en la historia bursátil de Estados Unidos hizo que la semana previa el promedio industrial del Dow Jones llegara al borde de los 12.000 puntos, el mayor avance del componente integrado por 30 empresas punteras en dos años y medio.

El índice Standard and Poor's 500, más amplio y con el que son medidos la mayor parte de los fondos de inversión, coqueteó con alturas similares.

Un inversionista que haya comprado acciones en un fondo que reproduce el índice S&P 500 en su momento más bajo en 2009, habría duplicado su inversión desde entonces, siempre y cuando hubiesen sido reinvertidos sus dividendos.

Empero, la espera que el Dow llegue a los 12.000 puntos ha opacado el hecho de que ha quedado rezagado frente a la casi totalidad de los índices bursátiles estadounidenses en los últimos 12 meses.

Hace muy poco que la gran empresa comenzó a destacarse. Ello señalaría que al mercado alcista aún le queda mucho tramo por delante pese al retroceso del 1,4% sufrido el viernes por el Dow debido a la crisis política en Egipto y un par de decepcionantes informes corporativos sobre sus resultados.

Los mercados suelen moverse en ciclos. Las empresas modestas y más arriesgadas son con frecuencia las que salen peor paradas en una recesión, pero tiene una actuación estelar cuando la situación comienza a repuntar.

Los grandes conglomerados, que con frecuencia capean mejor las épocas de vacas flacas, suelen lucirse una vez que el repunte queda transformado en una sólida expansión por todos verificable.

Tras la ruptura de la burbuja de la alta tecnología, por ejemplo, las pequeñas empresas se lucieron más que las integrantes del índice industrial del Dow Jones en cada año de 2003 al 2006. Empero, los integrantes del Dow fueron los más agraciados de 2006 hasta el comienzo de la crisis financiera en 2008.

El ciclo ha comenzado nuevamente. El índice Russell 2000, que mide la actuación de las pequeñas empresas, ha subido un 27% tras el pago de dividendos en cada uno de los dos últimos años. El Dow ganó un 22,6% tras el pago de dividendos en 2009 y un 14% en 2010. En lo que va de año, el Dow ha ganado un 2,4%, mientras que el Russell ha retrocedido un 1,1%.

"Nos estamos acercando al punto primordial en este mercado alcista", opinó Doug Godine, director gerente del banco de inversiones Signal Hill.

Las empresas cuyas acciones integran el Dow oscilan de Caterpillar a Coca Cola, de Merck a Microsoft. El índice intenta repetir la marcha general de la economía, que está mejorando.

El Departamento de Comercio dijo el viernes que el Producto Bruto Interno, el reflejo más amplio de la economía, creció a un ritmo anual del 3,2% de octubre a diciembre. Los economistas creen que el gasto del consumidor se duplicará en 2011 frente al del año pasado, y las empresas han comenzado a gastar dinero en computadores, energía y productos básicos.

Los componentes del Dow, como International Business Machines y Hewlett-Packard han subido más de un 8% de valor desde comienzos de año.

Otro integrante, General Electric, cerró el lunes a más de 20 dólares la acción por primera vez desde octubre de 2008. El conglomerado dijo el viernes anterior que sus beneficios en el cuarto trimestre aumentaron un 52% gracias a los espectaculares avances de su filial GE Capital y divisiones dedicadas a la infraestructura energética.

Otra de las razonas por las que las acciones de empresas que integran el Dow van últimamente de viento en popa: Son baratas en comparación a las normas históricas.

"Las acciones de las grandes empresas siguen rezagadas" frente a las de mediano y pequeño tamaño, opinó el analista Bob Doll, de la firma BlackRock, que tiene en su cartera activos por 3,45 billones de dólares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes