Tras importaciones baratas, Haití no puede autoabastecerse

PUERTO PRINCIPE ( AP). El terremoto no sólo destrozó mercados y almacenes y dejó a más de 2,5 millones de personas sin suficiente comida. También podría haber cambiado la forma en que el mundo en vías de desarrollo obtiene alimentos.

Décadas de importaciones baratas _especialmente arroz desde Estados Unidos_ con etapas de abundante ayuda tras varias crisis han destrozado la agricultura local y dejado a naciones pobres como Haití incapaces de autoabastecerse.

Aunque esas políticas han sido criticadas durante años por organizaciones de ayuda, líderes mundiales enfocados en ayudar a la isla admiten ahora por primera vez que la flexibilización de las barreras comerciales sólo ha servido para acrecentar el hambre en Haití y otros lugares.

Esos mandatarios están dirigidos por el ex presidente estadounidense Bill Clinton, quien ahora es el enviado especial de la ONU a Haití, y quien pidió perdón públicamente este mes por fomentar medidas que arruinaron la producción de arroz de Haití. Clinton animó a mediados de los años 90 a que el país redujera drásticamente los aranceles en arroz estadounidense importado.

" Eso quizás fue bueno para algunos de mis agricultores en Arkansas, pero no ha funcionado. Fue un error", dijo Clinton al comité de Relaciones Exteriores del Senado el 10 de marzo. " Tengo que aceptar las consecuencias de la pérdida de capacidad para producir cultivos de arroz en Haití para alimentar a esa gente debido a lo que yo hice; nadie más".

Clinton y el ex presidente George W. Bush, quienes están impulsando la recaudación de fondos en Estados Unidos para Haití, llegarán el lunes a Puerto Príncipe. Una conferencia de países donantes se celebrará el 31 de marzo en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York.

Ambas oportunidades ofrecen al país su mejor opción en décadas para construir una producción alimentaria a largo plazo. Ambas ocasiones podrían también servir como ejemplo para otros países que sufren problemas a la hora de autoabastecerse.

" Una combinación de ayuda alimentaria, pero también de importaciones baratas han...resultado en una falta de inversiones en la agricultura haitiana, y eso ha de revertirse", dijo John Holmes, el encargado del trabajo humanitario de la ONU, a The Associated Press. " Ese es un fenómeno global, pero Haití es el principal ejemplo. Creo que aquí es donde debería empezar".

El gobierno de Haití está pidiendo 722 millones de dólares en ayuda agrícola, parte de una solicitud total de 11,500 millones de dólares.

Eso incluye dinero para arreglar los aproximadamente 31 millones de dólares de daños calculados que el terremoto provocó en el sector agrícola. Mucho más será necesitado para futuros proyectos como reparar las dañadas y peligrosas líneas divisorias de aguas, mejorar la irrigación y la infraestructura, y entrenar a agricultores, además de ofrecerles más apoyo.

El presidente haitiano René Preval, un agrónomo del valle de Artibonite, donde se cultiva arroz, también está pidiendo que se frene la ayuda alimentaria a favor de la inversión agricola.

Hoy en día Haití depende del mundo exterior para casi toda su manutención. El informe gubernamental más reciente relacionado con el tema _ del año 2005 _ asegura que un 51% de los alimentos consumidos en el país son importados, incluido un 80% del arroz.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes