El miedo a la recesión tumba las Bolsas

Londres(AFP). El creciente temor a una recesión mundial golpeó de nuevo los mercados bursátiles, hoy jueves, llevando a Tokio a su peor desplome en más de dos décadas y dejando a Europa en caída libre por segunda jornada consecutiva, al día siguiente de un derrumbe histórico en Wall Street.

Pocos minutos después de la apertura, el índice Footsie 100 de la Bolsa de Londres perdía un 5,86%, después de haber caído más del 7% el miércoles. En Fráncfort, principal Bolsa de la zona euro, el DAX retrocedía un 5,19%, mientras el CAC la Bolsa de París caía un 5,81%. Los desplomes eran tan o más estrepitosos en Madrid (-4,95%), Milán (-6,10%), Ámsterdam (-6,41%), Oslo (-5,14%) y Zúrich (-4,6%).

En Rusia, las cotizaciones fueron suspendidas durante una hora a las 07H05 GMT en una de las dos bolsas moscovitas, el MICEX (cotizada en rublos), debido a la fuerte caída.

También las Bolsas del Golfo Pérsico abrieron con importantes retrocesos, encabezadas por la de Dubái, que perdía más del 6%. El otro mercado de los Emiratos Árabes Unidos, el de Abu Dhabi, abrió a la baja del 3,5%, mientras la Bolsa de Omán caía un 5,2%.

En Asia, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio terminó con una pérdida del 11,41%, en la segunda peor caída de su historia. "Después de la segunda mayor caída histórica de Wall Street, es inevitable que las acciones japonesas se hundan", comentó Hiroaki Hiwata, un estratega de Toyo Securities.

Similar fue el descalabro en las otras plazas asiáticas. Seúl perdió un 9,4%, Hong Kong un 4,8%, Sídney un 6,7%, Nueva Zelanda un 4,82%, Shanghai un 4,25%, Taipei un 3,25%, y Manila un 5,2%.

Al promediar la sesión, la Bolsa de Bombay caía un 6,77%. "Está claro que es el pánico y que éste va a durar. Los mercados de valores han cambiado fundamentalmente", consideró Clifford Bennett, responsable en Sonray Capital Markets, en Melbourne, exhortando a sus clientes a abstenerse de correr riesgos.

La Bolsa de Nueva York había vivido el miércoles su peor jornada en más de 20 años, en un mercado presa del pánico por el deterioro de la economía norteamericana. Su índice principal, el Dow Jones, cayó un 7,87%.

Mientras se multiplicaban los signos de que Estados Unidos está al borde de la recesión, el presidente de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, Ben Bernanke, advirtió de que la reactivación de la economía estadounidense no será "inmediata". Bernanke señaló que la actividad económica "ya se había desacelerado antes de la reciente agravación de la crisis".

Los dirigentes europeos, reunidos el miércoles en una cumbre en Bruselas, se pusieron de acuerdo para pedir una cumbre mundial, a fines de año, para reformar el sistema financiero, reforzando así un poco más la presión sobre Estados Unidos. Washington, inicialmente reticente, está ahora de acuerdo con el principio.

Europa reprocha a Estados Unidos el ser en parte responsable de la crisis financiera, por haberse negado durante años a todo endurecimiento del control de los mercados financieros. Ahora espera imponer todo su peso para lograr progresos a nivel mundial.

Los europeos quieren revisar la acción de las agencias de notación y de los fondos especulativos. Gran Bretaña y Alemania proponen incluso reformar el Fondo Monetario Internacional (FMI) para darle un papel de supervisión a nivel mundial.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes