El mundo supera lo peor de la crisis; pero, ¿puede durar?

WASHINGTON (AP). Los repuntes en las economías de Europa y Asia, así como los recientes avances en Estados Unidos, han desatado esperanzas de que la recesión mundial está tocando a su fin. Empero, ello no quiere decir que haya pasado lo peor.

Los brotes de optimismo en Europa y la mejoría en los mercados crediticios estadounidenses reflejan las cuantiosas subvenciones y los planes de gastos extraordinarios adoptados por los gobiernos. Muchos analistas dudan que las principales economías puedan sostener ese ritmo de recuperación una vez que se hayan agotado las inyecciones de fondos públicos y el dinero fácil del erario, especialmente ante la ausencia de un gasto consumidor significativo en Estados Unidos.

"Está por verse si esas economías puede seguir avanzando sin el estímulo" estatal, opinó el economista Mark Zandi, de Moody's Economy.com. "Y a ello se debe en parte el nerviosismo de las bolsas de valores de todo el mundo".

Sería muy difícil que otros países salgan de la recesión hasta que Estados Unidos, que sigue sumando un cuarto de la economía mundial, vuelva a crecer, agregó.

Tras la pavorosa caída libre de Europa a fines del 2008, Francia y Alemania, las mayores economías del continente, dijeron hace poco que han vuelto a crecer tímidamente en el segundo trimestre del 2009. Otro países europeos siguen empantanados aunque con mejores estadísticas frente a fines del 2008 y comienzos de este año.

China, Japón, Hong Kong, Singapur y Corea del Sur comenzaron a experimentar igualmente leves mejorías.

Rusia, una de las más afectadas a causa del desplome de los precios del crudo y otras materias primas, al igual que la salida de muchos inversionistas extranjeros, parece haberse estabilizado.

Mientras tanto en Estados Unidos, la Reserva Federal dijo que la mayor economía del mundo parecer "haberse nivelado" y muchos economistas pronosticas ahora un repunte en el segundo semestre.

El panorama parece haberse despejado un tanto de cara a la cumbre económica del próximo mes en Pittsburgh del Grupo de los 20.

Es la tercera reunión del G-20 tras la convocada por el presidente George W. Bush en noviembre en Washington, y la efectuada a principios de año en Londres.

Empero, hasta que los consumidores estadounidenses comiencen a gastar nuevamente, y mientras siga creciendo el desempleo, la sostenibilidad de cualquier recuperación es dudosa. Los principales detallistas dijeron esta semana que el consumidor estadounidense sigue cerrando su cartera en todos los sectores menos las necesidades básicas.

Y pese a la reciente mejora de muchas estadísticas económicas de Estados Unidos, muchos consumidores no han visto un cambio en sus vidas.

Son tantos los puestos de trabajo destruidos desde que comenzó la recesión en diciembre del 2007 que el índice de desempleo seguirá siendo elevado mucho después que la economía comienzo a mejorar.

Muchos parados estadounidenses han agotado sus beneficios por seguro de desempleo y están acabando con sus ahorros. Otros ahorran más y gastan menos, sacudidos por la peor contracción económica desde la Gran Depresión.

"Esta va a ser la madre de todas las recuperaciones del desempleo", comentó el economista Allen Sinaí, de la firma consultora Decision Economics.

Japón, la segunda economía del mundo, creció en el segundo trimestre un 0,9% frente al trimestre anterior al aumentar sus exportaciones tras sufrir el país su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, dijo el gobierno japonés.

La reanudación del crecimiento económico en Japón _ gracias a un aumento del 6,3% en las exportaciones y las subvenciones gubernamentales _ marcó el fin de un año de recesión.

Empero, ese acontecimiento, junto con las noticias de que otras economías importantes han vuelto a crecer o se han estabilizado, no impresionó a los inversionistas al hundirse las bolsas de valores de todo el mundo y continuar luego a trompicones ante los temores de los inversionistas internacionales de que las recuperaciones no son sostenibles.

En Estados Unidos, el Producto Bruto Interno se contrajo al ritmo anual de un 1% en el segundo trimestre, tras hacerlo un 6,4% en el primero, el peor en 27 años, y de sufrir una contracción del 5,4% en el primer trimestre del 2008.

Las últimas estadísticas sugieren que la recesión se encuentra en sus últimas etapas, y algunos economistas creen que podría haber concluido.

Empero, los economistas no concuerdan sobre el ritmo de la recuperación, ya que siguen existiendo muchas barreras para un rápido despegue.

Destacan la pronta recuperación de China _ creció más de un 6% en la primera mitad del 2009 _ pero el economista Peter Morici, de la Universidad de Maryland y detractor del plan de gastos extraordinarios del presidente Barack Obama, sostiene que "China cuenta con una plan de gastos de 400,000 millones de dólares, y su economía avanza a toda marcha. El presidente Obama tiene 800,000 millones de dólares en gastos extraordinarios pero las perspectivas de una recuperación económica en estados Unidos son frágiles".

Otros economistas se sientes moderadamente optimistas. Y el asesor económico de la Casa Blanca, Lawrence Summers, pronosticó "una vuelta sustancial a la normalidad" en los próximos meses.

Aunque reconoció que "nos queda mucho por hacer", indicó que la mayor parte de los pronósticos sobre el crecimiento del PIB en el segundo semestre son ahora positivos.

"Puede decirse de forma razonable que nos encontramos en un lugar muy diferente la que estábamos hace seis meses; que la sensación de caída libre, o descenso vertical, ha sido contenida", dijo recientemente en un foro económico.

La mayor parte de los economistas y analistas están de acuerdo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes