La policía financiera italiana, a la caza de falsos pobres

ROMA (AFP). La policía del fisco italiana anunció el viernes que descubrió en los últimos ocho meses más de 3.160 falsos pobres y falsos inválidos que percibieron de manera fraudulenta 1.000 millones de euros de ayudas públicas.

La Guardia de las Finanzas intensificó sus controles en 2013, descubriendo 2.500 millones de euros en fraudes y derroches de recursos públicos, según un comunicado.

Gracias a las falsas declaraciones de ingresos, los tramposos logran reducciones por gastos médicos, tasas universitarias, "cheques de familia" o bonos para libros escolares y el restaurante escolar sin tener derecho.

De manera paralela a esas prácticas fraudulentas, hay sistemas de fraude "muy sofisticados", según la policía del fisco.

Por ejemplo, desenmascaró a un falso empresario de Catanzaro (Calabria) que se embolsó 5 millones de euros de ayudas públicas y fondos europeos para un proyecto ecológico que nunca se realizó.

En Ragusa (Sicilia), desmanteló una red de 114 falsos inválidos que obtenían falsos certificados médicos de 74 médicos cómplices.

Desde inicios de 2013, de 2.500 millones de euros de fraudes identificados, la Guardia de Finanzas recuperó unos 200 millones de euros a los fraudulentos, o sea 40% más que el año anterior, y bloqueó más de 450 millones de subvenciones no justificadas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes